Nuestra valoración: 3,5 cachirulos de 5 posibles, restaurante recomendable
(Pasa de tener 3 a tener 3,5 cachirulos)

**** RESTAURANTE CERRADO ****

  • Dirección: Lorenzo Pardo 10, Zaragoza.
  • Tipo de cocina: mercado, producto fresco, pescados, mariscos, carnes.
  • Fecha de la visita: Agosto 2009.
  • Precio: menús cerrados por 33 y45 euros, carta a partir de 35 euros.

Es la segunda vez que visito el restaurante las cinco torres, en Zaragoza, y si la primera me fue bien, esta me ha ido muy bien, sobre todo por la relación calidad precio de lo que comimos, que fue básicamente un arroz caldoso con bogavante.

Que difícil es cenar en un restaurante en Zaragoza en agosto, prácticamente todos cerrados (menos los restaurantes de los hoteles claro, que remedio les queda), salvo excepciones como el restaurante las 5 torres, que sorprendentemente nos encontramos abierto. Muchas gracias por dar servicio a los que no nos vamos en agosto de vacaciones. Es un detalle.

Restaurante las 5 torres, Zaragoza

Hacía una calor de aupa en Zaragoza, y se puede pensar que poco sentido tiene un arroz caldoso con bogavante en estas circunstancias, bien caliente claro, y no estará desencaminado, pero es que estamos de caprichos, y estos tienen un precio, en este caso más térmicos que de otro tipo.

El comedor del restaurante las 5 torres, Zaragoza.

Localizado en la calle Lorenzo Pardo 10, dispone de 3 estancias, una zona de bar, con una barra donde podemos encontrar muy buenas tapas, un amplio surtido de vinos, y unas mesas altas para, setandonos en banquetas, podamos también pedir unas raciones. Una de las paredes se constituye a base de viveros donde podemos ver los bogavantes esperando su destino, fatal para ellos y fenomenal para los depredadores, osea nosotros mismos. Esa misma pared crea un salón habitualmente reservado para grupos grandes, aunque si la zona de carta se llena también es utilizada para este menester. Y por fin al fondo la sala principal, de carta, donde yo he estado las dos veces, una sala cómoda con unas 20-25 mesas donde otros restaurantes hubieran metido 30 ó 40, techo muy alto, conformando una bóveda, artificial pero acogedora, paredes sobrias donde el día de nuestra visita colgaban unos cuadros a modo de exposición-venta, no recuerdo el nombre del artista, pero cada cuadro llevaba su nombre, el del cuadro, y su precio, lo que si recuerdo es el precio del que tenía a mi espalda, 60 euros, buen precio, pero yo tenía más mi mente en los bogavantes que en los cuadros, a lo que vamos que me lío.

Restaurante las 5 torres, Zaragoza

En esta sala, entrando a la derecha, encontramos una zona climatizada para el vino, bien, buena señal, aunque luego no sirvió de mucho… pero luego lo cuento. Me llama también la atención dos estatuillas de la Virgen del Pilar, una en el centro y otra en una esquina, clara expresión de nuestra tierra, estamos en Zaragoza, muy bien. Motivos marineros con redes de pesca, conchas de zamburiñas, etc.

Restaurante las 5 torres, Zaragoza

Mesas amplias, sillas cómodas y vestidas, manteles de hilo, menaje en general muy bueno, copas de calidad, a la altura de un restaurante de primera.

Restaurante las 5 torres, Zaragoza

El baño, considero muy importante el baño en los restaurantes, y siempre lo visito, no por ocio sino para lavarme las manos siempre antes de comer, costumbre que por cierto nos evita muchos contagios, como la gripe. Me encontré un baño muy limpio y con todas las necesidades cubiertas jabón, toallitas de papel para secarnos las manos, y además toallitas húmedas de uso individual como sólo encontramos en los mejores restaurantes. Muchas gracias.

El servicio del restaurante las cinco torres.

En sala, chicas jóvenes con ganas de hacer las cosas bien, pero por desgracia con poca o ninguna experiencia, no obstante, las ganas que ponían compensaban con creces su desconocimiento en algunos puntos e incluso el casi no saber hablar Español. Muy simpáticas, amables, rápidas y dispuestas a cualquier necesidad de nuestra mesa.

El recibimiento en sala no existe, no se trata de un servicio de sala donde te reciben, te recogen los abrigos (en invierno claro), te acompaña al mâitre a la salida, te preguntan que tal va todo, etc… de esto hay que olvidarse. Eso sí, trato siempre de usted, camareras uniformadas y todo muy correcto.

En cocina, atendieron todas nuestras demandas muy bien, solo queríamos un arroz con bogavante, así que pedimos unas olivas para esperar los 30 minutos que nos advirtieron que costaba, y nos sacaron un plato buenísimo de olivas con atún, cebolla y tomate picado. Además pregunté si tenían vino por copas y me dijo que sí, pero tenía que ser del que tuvieran en la barra, bien, contesté, y me trajeron una botella sin abrir, y su cubitera porque era rosado, tome el que quise y luego me cobraron la parte proporcional, hasta aquí todo muy bien. Sólo hay un pero, el vino lo trajeron un poco frío, no lo suficiente, y la primera copa casi no me la puedo terminar, las siguientes ya se había terminado de enfriar en la cubitera y estaba perfecto.

La carta del restaurante Las 5 torres.

Carta basada en producto de calidad, extensa, con ensaladas, jamón, huevos rotos, virutas de foie, chipirones, etc de entrantes. Luego tenemos abundante marisco (gambas blancas, cigalas tronco (20 euros/unidad), bogavante del cantábrico (100 euros/Kg), etc, también tenemos buenas carnes, chuletones a la piedra, solomillos a la piedra o a la plancha, chuletas de cordero, cochinillo al gusto del chef, … Y unos postres caseros para todos los gustos, desde tejas, sorbetes, pastelería, etc…

Tienen además dos menús cerrados uno de 33 euros y uno especial de 45 euros, recuerdo que uno de ellos lleva chuletón para dos personas, seguramente para carníboros estos menús sean una buena elección, recomiendo llamar por teléfono para informarse si se está interesado.

Vamos que la carta está más que surtida, además nos indicaron al menos 3 platos que tenían también fuera de carta, que ahora mismo no recuerdo.

El precio del restaurante las cinco torres, Zaragoza.

Como ya he comentado existen 2 menús cerrados, uno por 33 y otro por 45 euros. Si vamos por la carta tenemos un muy extenso abanico de precios, pero tendremos que pensar en gastarnos 30-35 euros mínimo, pero si decidimos pedir bogavante del cantábrico (100 euros/kg.), cigalas tronco (20 euros unidad), o cosas de este tipo como podemos comprender la cuenta puede elevarse mucho más. En nuestro caso nos costó 69 euros para dos personas, a 35 euros por persona, con una ensalada inicial, un arroz caldoso de bogavante (que llevaba un bogavante entero), agua, vino y dos postres, para la cantidad y calidad de lo que comimos buen precio.

Restaurante las 5 torres, Zaragoza

Comimos en el restaurante cinco torres, Zaragoza.

Nos encaprichamos del arroz con bogavante, en muchos restaurantes hay que encargarlo previamente, por lo cual le preguntamos a la camarera si lo podíamos pedir o habría que haberlo encargado, “lo pueden pedir sin ningún problema, sólo que tendrán que esperar unos 30 minutos”, ningún problema, vamos a por él, le respondimos. ¿De entrante desean algo?, pero poca cosa, puesto que el arroz es abunante. Continúa la camarera.

La franqueza se agradece, porque de lo contrario podríamos haber pedido algo copioso para entrantes y luego “sufrir” por ver el ansiado arroz en el plato y ya no tener apetito. Por lo cual pedimos solamente unas aceitunas para hacer el rato más ameno más que por come, nuestra sorpresa fue que las aceitunas vinieron acompañadas de atún, cebolla y tomate triturado. Este es un buen síntoma, en un restaurante donde dan bien de comer nunca sacarían una aceitunas desoladas en un plato, solas, aburridas, sino acompañadas, divertidas, apetecibles, bien, bien… esto promete.

Restaurante las 5 torres, Zaragoza

Justo habrían pasado los 30 minutos prometidos cuando una camarera viene con un “caldero” lleno hasta más de la mitad con el ansiado manjar, del cual saca las dos mitades de un bogavante, pequeño, pero entero, y las deposita en sendos platos. Segunda grata sorpresa, porque en la mayoría de restaurantes ponen medio bogavante para dos personas (un cuarto por persona), mientras que en el restaurante las cinco torres nos pusieron medio bogavante por persona. A continuación llena nuestros platos con arroz. Pero además el arroz estaba plagado de abundantes chipirones, mejillones y gambas, y por si fuera poco en el caldo había una presencia más que plausible de huerta dándole un gusto excelente.

Restaurante las 5 torres, Zaragoza

Una vez servidos los platos, el “caldero” lo dejaron en nuestra mesa para que nos echáramos de nuevo, vamos que era todo para nosotros. Tengo que decir que soy buen comedor y que ni de lejos me podría haber comido todo lo que a mi me hubiera correspondido. Mucho y muy bueno. No me cave ni la menor duda de que si tengo que recomendar un restaurante en Zaragoza para comer arroz caldoso con bogavante me vendrá el restaurante las cinco torres a la cabeza. Un éxito.

De postres tomamos un sorbete y unas tejas (las tejas venían con acompañamiento, pero a la camarera le pedimos que fueran sólo las tejas).

Restaurante las 5 torres, Zaragoza

Restaurante las 5 torres, Zaragoza

Mi opinión sobre el restaurante las cinco torres.

Un restaurante de cocina tradicional basada en buen producto, con presencia de Aragón en algunos de sus platos y en su carta de vinos. Carta muy variada con entrantes, carnes, pescados y mariscos, todo de buena calidad. Una cocina fiel al producto y buen toque de fogón que consigue apoyar al producto hacia su destino sin ocultarlo. Pensaremos en gastarnos a partir de 30 euros, pero saldremos satisfechos. Un salón muy cómodo y bien acondicionado, nada de apreturas, eso sí todo de fumadores, aunque al ser los techos altos no nos molestará el humo. Un servicio joven, algo inexperto pero con muchas ganas de hacer las cosas bien.

Ver crítica anterior del restaurante cinco torres de Zaragoza.