Nuestra valoración: 4 cachirulos de 5 posibles, restaurante muy recomendable

  • Dirección del restaurante: Paseo de la Constitución 23, Zaragoza
  • Tipo de cocina:mercado
  • Precio: menú diario 20, menú degustación: entre semana 26, fin de semana 30 euros
  • Fecha de la visita: noviembre 2012

A través de no pocas conversaciones con cocineros, de todo índole y pelaje, he detectado que a veces su pasión por la cocina les impide ver con claridad que, cuando los clientes vamos a un restaurante, se trata de una experiencia global. Entendiendo como tal absolutamente todo lo que desenvuelve el hecho, y que además es una diversión, afición, entretenimiento o socialización.

Y todo, es todo, desde que hacemos la reserva, si nos cuesta trabajo hacerla o es fácil, hasta si cuando nos marchamos del restaurante nos despiden gentilmente o “pasan” de nosotros una vez afilada la visa. Lógicamente pasando por aspectos fundamentales como la calidad del plato donde se abriría de nuevo un abanico casi infinito de detalles a tener en cuenta, o la comodidad del local.

restaurante new moss zaragoza

¿Y a qué viene todo este “rollo” si estamos hablando del restaurante New Moss?. Pues porque acabo de estar, y me he dado cuenta de que es lo que esperamos de un restaurante, al menos yo, una buena sensación global, habiendo logrado el equilibrio en todos los factores que aparecen, empatía, salón, producto, cocina y servicio.

Todo ello dentro de un estilo muy particular, donde el restaurante New Moss abandera el glamour, el lujo y la distinción, pero sin haberse olvidado que es un restaurante, y por mi experiencia lo hacen bien, dan muy bien de comer, además sin “columpiarse” en el precio. Os lo cuento.

restaurante moss zaragoza

El restaurante Moss abrió sus puertas en el 2008, tuvo un momento de gloria y posteriormente una decadencia anunciada, hasta su cierre. Hace unos meses reabrió sus puertas, pero algo ha cambiado, desde mi percepción dos aspectos clave, el trato, más empático y también en el plato, donde han logrado una muy buena relación calidad precio.

El restaurante New Moss está donde tiene que estar, en la zona, para entendernos, más “pija” de Zaragoza, en el Paseo Constitución, muy cerca de los bares de copas de Cesareo Alierta tan de moda y con tanto éxito en las noches.

El salón del restaurante Moss.

Uniformemente decorado con la nueva tendencia de interiorismo de estilo barroco reinventado, con rincones confortables y elegantes. Tapices en las paredes, espejos, grandes cortinas aterciopeladas, arañas de cristal en los techos, lámparas con tulipas en los rincones, sillas y sillones tapizados con motivos señoriales.

restaurante new Moss Zaragoza

El local tiene dos espacios y tres funciones, bueno, si contamos el velador de la entrada serían tres espacios. En la entrada un elegante bar, cafetería y copas, y a continuación un salón con barra cuadrada al centro y salas satélite alrededor donde se realizan los servicios de comidas y cenas. La tercera función es cuando se dejan de dar los servicios de cenas por las noches, donde la sala interior se convierte en bar de copas.

restaurante new Moss Zaragoza

Para los más comodones tiene que ser fantástico una sensacional cena de sábado noche y continuar de copas sin necesidad de movernos de la mesa, embebido en un sofisticado ambiente nocturno, sin necesidad de pisar la calle.

restaurante new Moss Zaragoza

El servicio.

El restaurante New Moss continúa con su estilo de guapas camareras de la etapa anterior, pero incluyendo además un toque profesional en la sala, porque la belleza está muy bien, a todos nos gusta más que nos atienda una guapa camarera, o camarero, a gustos, pero si el resultado es un desastre terminamos más “cabreados” que otra cosa. Eso ya no ocurre en el New Moss, han equilibrado el servicio.

Los baños.

Al igual que en el resto del restaurante han mimado los detalles hasta la extenuación, muy bien decorados y con todo lo necesario. En pocos restaurantes, alguno más sí, cuidan la decoración de los baños como lo hacen en el restaurante New Moss.

La carta de vinos.

Se compone unas 75 referencia de esta forma:

  • Tintos: Riojas 18, Somontano 5, Ribera del Duero 5, Cariñena 6, Campo de Borja 3, Madrid 1, Toro 2, Jiloca 1, Vinos de la tierra Castilla y León 1, Vinos de la Tierra Cinca 1.
  • Blancos 14 referencias, Rosados 5.
  • Cavas 4, ninguna de Aragón.
  • Champagne 9 referencias, desde 35 (Moët), hasta 136 (Krug).

De 75 referencias sólo unas 11 de Aragón, y ningún cava de Aragón. Siendo los precios nada abusivos, podemos tomar un vino correcto desde 10 euros la botella, la carta sufre el mal endémico de los Aragoneses, que valoramos más lo de fuera que lo propio, a mi entender faltarían algunas referencias más de nuestra tierra. No obstante se agradece también la existencia de vinos menos clásicos y por descubrir.

El vino que tomamos.

Es un claro ejemplo de que tenemos muy buenos vinos que no valoramos lo suficiente y a precios por debajo de los clásicos del mercado de otras D.O. donde el nombre vende más que la calidad en sí misma.Tomamos el menú degustación del viernes y sábado noche, donde entran varios vinos clásicos comerciales y otros menos conocidos como el que tomamos, que nos recomendó el jefe de sala con mucho acierto, tinto Aldeya, garnacha, de bodegas Ayles, Cariñena. Me gustó mucho, muy equilibrado y redondo, persistente y que maridó a la perfección con el jamón, el arroz y el solomillo, un vino muy recomendable.

new moss restaurante zaragoza

La carta del restaurante New Moss.

  • Entrantes fríos de 6 a 19 euros.
  • Entrantes calientes de 12 a 16 euros.
  • Pescados de 17 a 18 euros.
  • Carnes de 16 a 19 euros.
  • Postres de 4 a 5 euros.
  • Sugerencias de 10 a 24 euros.

Los platos son de cocina de mercado, fundados en producto y punto de cocina, sin demasiados exotismos pero con toques particulares en muchos de sus platos que en absoluto distraen del fin último de los mismos, la satisfacción del comensal. No se trata por lo tanto de una carta con platos innovadores sino de platos clásicos sustentados en un buen producto y con una muy buena relación calidad precio en vista de lo que yo probé.

Además de la carta misma existen tres opciones más según el momento:

  • Menú Diario: 19.80 euros, de lunes a viernes a comer. Primero, segundo, postre, vino y agua.
  • Menú Degustación entre semana: 26 euros, de lunes a jueves comidas o cenas, viernes comidas. Entrantes al centro, segundo, postre, agua y vino.
  • Menú Degustación: 30 euros, en todo momento. Entrantes al centro, segundo, postre, agua y vino. Tiene platos de más alto precio que el degustación 26, de ahí su diferencia.

¿Cual es la mejor opción?, lógicamente depende de cada uno, si vamos un sábado a cenar sólo tenemos la opción menú degustación, 30 euros, o carta, yo me decantaría por el menú degustación salvo que expresamente queramos algún plato de carta que no esté en el degustación. Si vamos entre semana igualmente el degustación sería una buena opción pero en este caso podemos elegir también el de 26 euros, que tiene también muy buena pinta. Si por contra lo que queremos es una gran celebración con champagne, marisco etc, la carta sería la opción correcta. Además para comer entre semana tenemos un menú diario por 20 euros.

Lo que comimos.

Tomamos el menú degustación, 30 euros, aperitivo, tres entrantes a compartir, un segundo y un postre individual, entra vino y agua, osea 30 euros por persona todo incluido.

Aperitivo invitación de la casa: cuscu de curri y verduritas. Muy rico y acertado para abrir boca.

new moss restaurante zaragoza

Jamón de Jabugo, bellota. Impresionante jamón para un menú cerrado, hay que agradecer la calidad de este producto, estaba buenísimo he hizo una “pareja feliz” con el vino Aldeya que tomamos. Viene a la mesa con pan tostado, calentito, y un recipiente con tomate y aceite, …una profanación sin perdón tomar este jamón con nada que no sea un poco de pan, o incluso mejor sin él, el tomate destroza con su acidez la grandiosidad de este plato, que es un lujo en sí mismo. Si me ven comer tomate con el jamón…. no prueben el jamón. En este caso el tomate se fue tal como vino.

restaurante new moss zaragoza

¿Qué es un jamón de Jabugo de bellota?
Jabugo es un pueblo de la provincia de Huelva (Andalucía), que pertenece al conjunto de municipios de esta región que conforman la Denominación de Origen Protegida Jamón de Huelva, pero ojo, que no sólo hay pueblos de huelva, sino que incluye también localidades de Badajoz, Cáceres, Sevilla, Córdoba, Cádiz y Málaga. Esta denominación de origen distingue entre varias calidades de jamones según el producto que han comido en el momento del engorde, siendo su máximo exponente los cerdos que han comido sólo bellota durante esta fase. Durante los primeros meses los cerdos no pueden comer bellota puesto que requieren de otro alimento para su constitución, es más adelante, en la fase de engorde donde comen bellota , o pastos, o ambas cosas. O también pienso en caso de los jamones de “cebo”.

También el proceso de elaboración del jamón es controlado en la D.O. todo el proceso es natural y tiene que ser en la zona geográfica de la D.O., el secado de los jamones en la parte alta de los edificios, abriendo y cerrando ventanas, no se permite aporte de condiciones de forma artificial, y la maduración en las bodegas de esos mismos edificios.
Dicho de otro modo, es un proceso artesanal como se ha hecho desde hace cientos de años, así de rico está.

Ensalada de foie, garrapiñados, taquitos de melón. Divertida a la par que muy buena y generosa, con abundante foie y frutos secos garrapiñados que aportan un punto de textura y sabor al plato.

restaurante moss zaragoza

Risotto de trufa. Muy intenso sabor del jamón y la trufa, que se conjugan en un final terminando a dulce suave, perfecto punto de un arroz suelto. Un plato de fuerte en paladar y rotundo sabor, para amantes de los sabores poderosos, y que también maridó “de muerte” con el vino tinto que tomábamos.

restaurante new moss zaragoza

Solomillo de vaca. Muy tierno, acompañado de patata asada y salsa, que probé de forma simbólica porque cuando el solomillo está rico, como era el caso, y cuando la comida había sido más que abundante, es una herejía echarle nada a este manjar. Es también de agradecer que en el menú se indica claramente “solomillo de vaca”, cuando se ha puesto de moda poner “solomillo de buey” cuando en realidad nos dan vaca, bueyes no hay, casi.

restaurante new moss zaragoza


restaurante moss zaragoza

Lubina al Orio con guarnición. Muy rica y muy bien presentada. Una buena calidad de producto y un adecuado aderezo y guarnicionado que me gustó mucho, quizás la única salvedad es que llevaba más vinagre del necesario y ocultaba innecesariamente el sabor base.

restaurante new moss zaragoza

Postre, coulant de chocolate y helado de vainilla. Un postre goloso y que muy divertido por sus dos temperaturas que mezcladas en el paladar nos entretienen y otorgan ese gusto dulce final a la comida.

restaurante moss zaragoza

Sorbete de mojito. Perfecto final para rebajar la comida, refrescante, muy rico.

restaurante moss zaragoza

Resumen y opinión del restaurante New Moss.

En el centro de Zaragoza, el restaurante New Moss reabre sus puertas con energía renovada. Con un buen servicio de mesas y con unos menús y carta acorde a los tiempos: menú diario comidas 20 euros, menú degustación entre semana 26 euros, y menú degustación fin de semana 30 euros. Cocina de mercado con algunos toques de actualidad. Un aspecto muy importante del restaurante New Moss es la elegancia en su decoración y estilo general, con unos salones y rincones decorados con mimo y detalle. Sin duda se trata de un restaurante muy recomendable para celebraciones de pareja, pero también para cenas o comidas donde busquemos un ambiente especial en el centro de Zaragoza.