Nuestra valoración: 3 cachirulos de 5 posibles, restaurante recomendable(Restaurante recomendable)

Uno de los más reconocidos restaurantes vegetarianos en Zaragoza es el restaurante Baobab, en la calle Arzobispo Apaolaza 10, Zaragoza, y no me extraña que llene, e incluso que se pueda permitir el lujo de los sábados doblar mesas, osea, hacer dos turnos, puesto que practica una cocina vegetariana de nueva tendencia sin radicalismos, con cariño, ganas y mucho trabajo detrás de cada plato.

Restaurante Baobab, zaragoza

Podemos ir a un restaurante vegetariano por varios motivos, uno evidente es que seamos vegetarianos, pero no es el único, el principal por el cual los clientes visitan los restaurantes vegetarianos, como el Baobab, es la búsqueda de comida sana y que además nos ayude en nuestra figura… bueno o al menos a intentarlo.

Hay que ir olvidando la “antiguacocina vegetariana de platos sanos pero aburridos, la historia ha cambiado, y buena prueba de ello es lo que les voy a contar.

El salón.

El comedor del restaurante Baobab es luminoso, amplio, moderno, con líneas rectas, flores, cuadros coloridos, techos altos, mesas y sillas prácticas y cómodas, también algunos bancos acolchados en la pared que pueden hacer un buen papel en una cena o comida informal, pero que si la comida o cena se alarga mucho podrían no ser tan cómodos como las sillas.

restaurante vegetariano baobab zaragoza

Estuvimos un viernes a cenar, el salón, en varias estancias totalmente conectadas pero creando espacios más acogedores, casi se llenó. Había personas de todas las edades, parejas, grupos de jóvenes, grupos más adultos, y tampoco faltaban las personas que iban con niños, a tener en cuenta que gracias al espacio desahogado los carros de niños no molestan.

restaurante vegetariano baobab zaragoza

En el salón también podemos encontrar algún rincón más tranquilo y romántico si la ocasión lo requiere.

restaurante vegetariano baobab zaragoza

El servicio.

El aspecto más destacable, y que valoramos especialmente los que no visitamos habitualmente restaurantes vegetarianos, es el profundo conocimiento de la carta del personal de sala, gracias a lo cual pueden recomendarnos perfectamente según nuestros gustos y preferencias.
El servicio es rápido y directo, sin protocolos, funcional y distendido. Otro aspecto interesante en el restaurante es que disponen de algunos juguetes para los más peques, que nos trajeron a la mesa para que los niños se entretengan y jueguen dejándonos a los adultos cenar, o comer, con más tranquilidad.

La carta del restaurante Baobab.

No es un restaurante vegetariano radical, así pues incluye en algunos de sus platos productos como la leche, el huevo y el queso. Eso no quita para que también tenga platos “vegetarianos rigurosos” para quién lo desee.
En la carta del restaurante Baobab  aparecen ensaladas, arroces, pasta, setas, cremas, sopas, fideua, verduras y frutas, un gran surtido de platos con divertidas presentaciones y sabores encontrados.
Los postres tienen entidad propia, son elaborados en el restaurante con productos naturales, considero muy recomendable dejar un “hueco” para el postre, merece la pena.

El precio del restaurante Baobab.

El Baobab aporta también salud a nuestro bolsillo con su precio:
Menú del día del restaurante baobab para comer entre semana por 12,5 euros que incluye primero (a elegir entre varios), segundo (a elegir entre varios), postre (a elegir entre varios), pan y bebida.
Carta del restaurante baobab: el precio medio de comer o cenar a la carta es de unos 22 euros por persona, con platos muy variados como arroces, pastas, verdura, sopa, cremas, etc…

Carta de vinos.

La carta de vinos no es extensa, con precios a partir de los 8 euros la botella y con algún cava. También se puede tomar vinos por copas, a 2,5 euros la copa de vino. Nosotros tomamos un Albat Elit, Somontano, un vino correcto pero que perdió algunas de sus propiedades porque se calentó un poco, debido a que no dispusieron ningún sistema de enfriamiento, aunque también la culpa es mía porque tenía que haberlo pedido, recomiendo pedir alguna camisa de frío, cubitera etc, para que esto no ocurra.

restaurante baobab zaragoza

El maridaje de la comida vegetariana.

En general podemos decir que el maridaje se parece mucho a la Lógica Borrosa en matemáticas, que viene a decir que algo es de una determinada forma con un tanto por ciento de probabilidad. Osea, el vino rosado marida con la ensalada “normalmente”, o en un 75% de casos, de esta forma no hay verdades absolutas, y es lógico, porque la gastronomía tiene una extensísima cantidad de variaciones para casi cualquier plato o incluso elemento en el plato.
Partiendo de este, digamos, axioma, podemos extrapolar este comportamiento a la cocina vegetariana y decir que principalmente maridan los platos de verdura, pastas y arroces, los vinos blancos y rosados, en sus complejas variantes de tipos de uva y vinos jóvenes o con barrica dependiendo de las propiedades concretas del plato, del tipo de uva, fermentación, etc. Además también los cavas y champagnes, que maridan casi universalmente. Denotar también que con las legumbres encontraremos un buen maridaje con vinos tintos jóvenes, aunque no fue el caso en mi visita.

Los platos que tomamos.

Tomamos, para compartir, un entrante, dos principales y un postre, para dos personas.

Tártar de Tofu y Aguacate.
Torre de aguacate y tártar con tofu, alcaparras, pepinillos, mostaza y zumo de remolacha.
Un intenso sabor del tofú, proveniente de la soja, en una textura de tártar nos aporta complejos sabores en el paladar, disponiendo también mezcla de sabores y formas con la torre de aguacate. Todo ello en una divertida presentación ideal para compartir.

restaurante baobab zaragoza

Torre de Verduras.

Torre de calabacines, berenjenas y pimientos escalibados, cebolla caramelizada y dados de tomate al pesto con queso de cabra caliente. Un buen plato de verduras, una agradable  “sobredosis” de vitaminas, con un sabor suave y claro.

restaurante baobab zaragoza

Mini hamburguesas.

Surtido de mini hamburguesas de seitán, soja y remolacha, con patatas fritas caseras y ketchup ecológico. Aparecen en nuestra mesa con una detallada presentación, a previa vista nada nos hace pensar que son de verduras. Una vez en la boca encontramos una textura también muy parecida a la hamburguesa tradicional, no obstante con otro sabor distinto, pero también acertado, con gustos bien conjugados. Acompaña el plato un buenísimo ketchup y unas patatas muy ricas. Un buen plato.

restaurante baobab zaragoza

Postre: Pasta Wontoon.
Pasta crujiente wontoon con fresas y crema de mascarpone al limón. Un fantástico postre, riquísimo, intenso, espectacular en su presentación, con texturas juguetonas, distintas temperaturas y una combinación ideal de gustos, sin demasiados azúcares que enmascaren los sabores. Quizás no sea el postre preferido de los “super golosos”, pero para los que nos gustan los postres sin exceso de azucar es todo un hallazgo.

restaurante baobab zaragoza

Resumen y  Opinión del restaurante Baobab.

Es un restaurante vegetariano, pero no un “antiguo” restaurante vegetariano, sino uno de nueva tendencia, donde sin radicalismos, puesto que podemos encontrar platos con huevo o queso, ofrecen una novedosa cocina de platos mimamos con claros orígenes asiáticos en algunos de sus preparados y elementos. Se agradecen sus elegantes y trabajadas presentaciones que otorgan un “plus” a sus platos. Uno de los principales atractivos de esta cocina, y por lo que también goza de muchos adeptos, es por lo sana que es, por lo cual es buscada por muchos clientes no sólo por los vegetarianos. En cuanto a los precios podemos comer perfectamente entre semana por 12,5 euros y a la carta en cualquier momento por un precio aproximado de 22 euros persona. Un restaurante recomendable.