Nuestra valoración: 3 cachirulos de 5 posibles, restaurante recomendable(Restaurante Recomendable)

  • Dirección: C/ San Clemente 8, Zaragoza.
  • Teléfono de reservas: 976 483 737
  • Tipo de Cocina: Buffet Libre, plancha con pescados, mariscos y carnes
  • Precio: 11,95 entre semana, 13,95 fines de semana.
  • Fecha de la visita: marzo 2012

De un tiempo a esta parte hemos sido “invadidos” por los wok, sakuras, y demás restaurantes de buffet libre asiático, a los que todos hemos ido, unas veces como curiosidad y otras por “obligatoriedad” de comidas o cenas de grupo.

Cuando ya me parecía normal encontrarme con los agridulces, la soja, los sushi, y un largo etcétera de platos que si bien a mi personalmente no me entusiasman demasiado sí que está bien probarlos para poder opinar, al entrar en el restaurante la Barca (perteneciente al grupo Las Palomas), recibí un soplo de aire fresco, un decir “esto sí”, cuando vi las manitas de cerdo, las albóndigas, las croquetas, las alubias, las carrilleras, etc… vamos cocina Española, lo que hemos venido comiendo siempre y lo que pagamos gustosos en cualquier bar cuando nos ponen el “chato” de vino.

Restaurante La Barca, Zaragoza, (Las Palomas)

Y mi satisfacción aumentó cuando tras probar los platos descubrí cocina natural, donde las albóndigas saben a carne, el pulpo a mar y las navajas y los langostinos a la plancha me abren el apetito en lugar de gastarme una mala pasada.

El restaurante.

El restaurante la barca está localizado en la calle San Clemente número 8, en el mismo centro de Zaragoza, a cincuenta metros del Paseo Independencia. El único problema que encontré en el salón fue las escaleras, es imprescindible subir dos tramos de escaleras para acceder al salón, escaleras fáciles y amplias, pero escaleras.

El comedor es desahogado, con capacidad para más de 100 personas y donde incluso realizan celebraciones familiares cerrando parte del salón para bodas, bautizos, comuniones, etc, lo que se tercie.

Restaurante La Barca, Zaragoza, (Las Palomas)

Un único salón en forma de “ele“, en el que ocurre lo mismo que en todos los buffet libres, lo mejor es estar cerca la zona donde está la comida pero tampoco en la zona de paso, lo ideal será una mesa a un lado pero cerca de los mostradores de comida, desde donde iremos fácilmente a por los platos y donde al mismo tiempo estaremos con algo más de privacidad.

El servicio.

Estamos hablando de un buffet libre, por lo que el servicio se limita a traernos la bebida y retirar los platos vacíos de las mesas si no los quitamos nosotros. Que eso no quita para ser, o no, amables y simpáticos, que lo fueron, nada que objetar.

La carta de vinos.

Acorde al restaurante, más que suficiente, pero lo mejor los precios, podemos pedir una botella de tinto desde 7 euros y una de cava por 10 euros, muy bien. Y para el que quiera un vino un poco mejor encontramos en la carta un Marqués de Cáceres crianza por 14 euros o un cava Codorniú 1551 por 12 euros.

Restaurante La Barca, Zaragoza, (Las Palomas)

La carta del buffet libre La Barca.

El mes pasado, marzo, estuve unos días en Formigal, en un lujoso hotel de 200 euros por noche en una suite con media pensión (desayuno y comida), y ya me hubiera gustado tener este buffet, y no es que estuviera mal el del hotel, también había plancha y una variedad parecida e incluso algunas referencias de vinos iguales a buen precio, pero no era de esta calidad la cocina. Y es habitual, ir a lujosos hoteles y encontrarnos con un buffet libre al que pondríamos de “vuelta y media” si no fuera porque nos dirían de todo menos listos si contáramos lo que nos dan de comer en un hotel de cuatro estrellas, pero parece que lo vemos normal, y no lo es, cosa que odio.

Restaurante La Barca, Zaragoza, (Las Palomas)

Restaurante La Barca, Zaragoza, (Las Palomas)

Restaurante La Barca, Zaragoza, (Las Palomas)

Encontré en el restaurante buffet libre La Barca cocina clásica Española y de una muy buena relación calidad precio. Además de lo habitual como ensaladas, ensaladillas, mejillones, vinagres, patatas alioli, tortilla de patata, pan con tomate, calamares, croquetas, empanadillas, pastas, arroces, etc, encontré algunas cosas muy apetecibles como los montaditos de jamón y chorizo batido, manitas de cerdo con tomate, albóndigas con tomate, carrilleras asadas, ibéricos y queso en aceite y lasaña. No pude probar todo pero lo que probé muy bien.

Restaurante La Barca, Zaragoza, (Las Palomas)

Otro aspecto muy destacable también es la plancha, para la cual hay una mesa frigorífica con producto fresco que vamos poniendo en un plato y posteriormente pasamos por la plancha para que un cocinero nos lo haga en la misma. Esto dota a cualquier buffet de un “plus” por la frescura de los productos a la plancha. Si bien esto es habitual, no lo es tanto la calidad que encontré en los productos que encontré, los langostinos estaban muy buenos, así como las navajas sin nada de sal y un pulpo que me sorprendió. También había sepia y pescados, en cuanto a carnes se disponía además de morcilla, pinchos morunos, salchichas y amburguesas que recuerde. Recuerdo otros mariscos que he comido en otros buffet y… nada que ver, estos se pueden comer sin “miedo” y saben a lo que tienen que saber.

Restaurante La Barca, Zaragoza, (Las Palomas)

El precio del restaurante.

Lo mejor de todo, entre semana por 11,95 euros podemos comer todo lo que queramos, los fines de semana por 13,95 euros. Bebida no incluida, pero como he comentado los precios de los vinos son sensiblemente inferiores a los que encontramos en cualquier restaurante, por ejemplo podemos tomar una botella de vino por 7 euros, de forma que como cálculo rápido podemos un sábado cenar todo lo que queramos por 14 + 3,5 euros (una botella para dos personas) = 17,5 euros, en el centro de Zaragoza, buenos productos, y sentados tranquilamente, … si nos vamos por el tubo de tapas con esto no nos llega ni para “pipas”.

Algunos de los platos que probé en la Barca.

Los montaditos de chorizo y jamón batido. Muy buenos, con un leve toque picante, pero poco.

Restaurante El Chalet, Zaragoza.

Las albóndigas. Las recomiendo, saben a carne, albóndigas de siempre.

Restaurante La Barca, Zaragoza, (Las Palomas)

Carrilleras de cerdo. Muy acertadas y tiernas.

Restaurante La Barca, Zaragoza, (Las Palomas)

Los ibéricos, muy buenos, y frescos, no los típicos secos que encontramos en otros lugares.

Restaurante La Barca, Zaragoza, (Las Palomas)

La plancha: muy buena, tanto las navajas, los langostinos como el pulpo.

Restaurante La Barca, Zaragoza, (Las Palomas)

Restaurante La Barca, Zaragoza, (Las Palomas)

Los postres: me tomé un dulce de cabello de angel, muy rico, no es repostería casera lógicamente pero hace perfectamente su papel.

Restaurante La Barca, Zaragoza, (Las Palomas)

Me quedé con las ganas de probar la fuente de chocolate, pero estaba ya saciado, para la próxima.

Restaurante La Barca, Zaragoza, (Las Palomas)

Resumen y opinión del restaurante buffet libre la Barca.

Un buffet libre, como todo el mundo sabe, es un restaurante donde una vez que uno entra puede comer todo lo que quiera, es “tarifa plana” de comida. Por lo que a veces vamos con un poco de reservas pensando “no puede ser que por este precio me den calidad“, esto añadido a los buffet de baja calidad que nos invaden últimamente nos hace, al menos a mi, tener reservas antes de entrar en uno. Pero tengo que decir que en este caso hay que perder el miedo, nada que ver con otros, nos dan una calidad acorde al precio, o incluso si entra uno con “ciertas dudas“, pensará que es superior a lo que esperaba, o al menos ese fue mi caso. Encontré una buena cocina clásica de siempre, con platos típicos de tapas y alguno de mesa, como los montaditos, las manitas de cerdo, las carrilleras, etc… y también una plancha para que nos elaboren en el momento algunas carnes, pescados y mariscos. Localizado además en el centro de Zaragoza, al lado del Paseo Independencia, nos brinda una excelente oportunidad para organizarnos una “cena de tapas” sin sufrir un desastre en el bolsillo. Otro aspecto positivo es que en el restaurante La Barca no quieren hacerse ricos con el precio de los vinos, que son muy inferiores a lo habitual en los restaurantes, que es otro miedo que se tiene, y me incluyo, cuando entramos en un buffet a los que nos gusta disfrutar del vino en la comida. Por ello recomiendo este restaurante especialemente para grupos pero sin descartar cenas o comidas de pareja donde busquemos una buena relación calidad precio en el centro de Zaragoza.