Nuestra valoración: 4 cachirulos de 5 posibles, restaurante muy recomendable (Restaurante muy recomendable)

  • Dirección del restaurante: Calle Latassa 34, Zaragoza.
  • Tipo de cocina: Aragonesa, especialidad cabrito asado, mercado.
  • Precio: menú cerrado desde 25 euros, menú especial 37 euros.
  • Fecha de la visita: septiembre 2014

El restaurante la Bodega De Chema ha tenido, tiene, y seguro seguirá teniendo, como seña inequívoca de identidad el Cabrito Asado, exquisito, sin maquillajes, sin trucos: producto de primera y una mano experta con miles de asados de entrenamiento.

restaurante bodega de chema zaragoza

Recomiendo sin lugar a dudas visitar el restaurante La Bodega de Chema, y sería un delito no probar su asado de cabrito, pero además estaremos de suerte porque nos encontraremos con una cocina rica en variedad de productos de temporada, y con un chef, Carlos Ceperuelo, apasionado de la cocina, del producto y de la calidad de cada plato.

Por eso el restaurante La Bodega de Chema no es sólo cabrito, sino mucho más, además sin complicaciones innecesarias en “fantásticas elaboraciones”. Encontraremos platos serios y sensatos, de mimada presentación, trabajo evidentemente reflexivo y sobre todo llenos de buen gusto.

El salón del restaurante La Bodega de Chema.

En planta calle, sin ningún impedimento de accesibilidad, varios salones, con decoración rústica, luminosos. En la planta inferior, bajando unas escaleras, otro salón con otro tipo de decoración, piedra, y un privado especialmente recomendable para grupos que quieran intimidad.

restaurante bodega de chema zaragoza

restaurante bodega de chema zaragoza

La carta del restaurante.

Como ya he indicado, el cabrito asado es su plato estrella, pero hay muchos otros platos que son riquísimos y que no pueden quitar de la carta, como el huevo pochado y trufado o la ensalada de chipirones entre otros. ¿Qué comer?. Mi recomendación si queremos una experiencia completa será el menú cerrado con cabrito, que cuesta 37 euros todo incluido, saldremos muy satisfechos y veremos que la relación calidad precio es fantástica. Si somos de comer poco pero no queremos perdernos el cabrito, podríamos pedir un primero a compartir, como por ejemplo los chipirones, y muy recomendable también el huevo pochado, y luego cabrito. Si estamos en temporada de setas, el cocinero es un experto, preguntar qué hay fuera de carta. Si no queremos cabrito también tenemos un menú muy bueno por 25 euros persona, con suplemento de cabrito para quien quiera.

Los vinos.

Un aspecto que cuidan mucho, y se agradece, en los menús cerrados son los vinos. No son los típicos vinos “baratos“, por meter un vino al menú, sino que son vinos de un precio medio alto, haciendo con ello el restaurante un esfuerzo cosa que hay que agradecer.
Como eramos cuatro personas decidimos primero tomar un vino blanco, en este caso un Sólo Tiólico, un vino de nuestra tierra de Bodegas Aragonesas, y segundo un Corona de Aragón también aragonés, selección especial. Ambos son vinos de los menús que, como he comentado, son de muy buena calidad y cumplen de sobras con las necesidades de una buena mesa.

restaurante bodega de chema zaragoza

restaurante bodega de chema zaragoza

El menú que tomamos.

Tomamos tanto el menú de 37 como el de 25 (eramos cuatro personas), los comento (otra cosa que se agradece en el restaurante bodega de chema es que los menús no son a mesa completa, que quiere decir que cada persona puede pedir el menú que quiera).

Albóndiga de cabrito rellena de queso de cabra con salsa perigourdine.
Una albóndiga riquísima, con abundante cabrito y queso, en una salsa fantástica, muy rica.

restaurante bodega de chema zaragoza


Ensalada de Codorniz en escabeche casero con lechugas variadas, pimientos asados a la le a y vinagreta de Módena

La codorniz en escabeche muy buena, si nos gustan los escabeches claro, y en este caso escabechada en el propio restaurante, mejor que mejor, y techo de semillas. Con una abundante ensalada de base.

restaurante bodega de chema zaragoza


Pastel de Cabracho con cocochas de bacalao al pil pil

Un plato bien presentado, colorido, divertido, de textura suave y sabores encontrados entre el cabracho y el pil pil. Para comerlo tranquilamente y sin prisas.

restaurante bodega de chema zaragoza

Dorada a la plancha con vinagreta de bulbo de hinojo y chips de hortalizas
Una buena dorada y sobre todo hecha en su punto, bien acompañada de una vinagreta que le aporta un contraste de sabor. Presentación colorida y desenfadada.

restaurante bodega de chema zaragoza

Cabrito asado al estilo tradicional (ración de dos personas).
Quedan claras dos cosas sin lugar a dudas, la gran calidad del producto, un cabrito lechal con un sabor muy profundo, complejo y persistente, y por otro lado la pericia del chef en su elaboración. Vale, no es un plato de alta cocina con rimbombante nombre y productos exóticos, pero es sencillamente maravilloso, de deshace en la boca, presentado en primera persona y con el toque preciso para sacarle el máximo partido. Muy recomendable.

restaurante bodega de chema zaragoza

Tatin de peras templado con helado de vainilla.
Un muy buen postre y sobre todo teniendo en cuenta que está en un menú de 25 euros, sabor claro de pera, muy interesante juego de temperatura y texturas en el paladar, además de ser muy copioso, muy bueno.

restaurante bodega de chema zaragoza

Nuevas fotos del restaurante Bodega de Chema:

 (Fotos enviadas por el propio restaurante)

restaurante bodega chema zaragoza

 

restaurante bodega chema zaragoza

restaurante bodega chema zaragoza

 restaurante bodega chema zaragoza

restaurante bodega chema zaragoza

Resumen y Opinión del restaurante La Bodega de Chema.

La Bodega de Chema es un restaurante “de toda la vida”, donde mejor se come el cabrito asado de Zaragoza, desde hace muchos años, sí, ya sé, esto no es ninguna noticia. Pero en todas las visitas que he hecho a este restaurante, que son unas cuantas, siempre salgo con una nueva experiencia, nuevos platos de temporada, nuevos productos, presentaciones, etc. Y esto ocurre por un motivo fundamental: pasión, por la buena cocina, por el bien vino, y por la buena mesa en general. Algunos de los platos que no se pueden perder son el huevo pochado y trufado, la ensalada de chipirones y por supuesto el cabrito asado. La Bodega de Chema es un restaurante donde el éxito está garantizado. Muy recomendable.