Nuestra valoración: 3 cachirulos de 5 posibles, restaurante recomendable

Se echaba de menos un restaurante italiano de cocina casera en Zaragoza, porque restaurantes Italianos hay muchos en Zaragoza, como en todas partes, pero de cocina casera como que no, hasta ahora.
Porque a “renacido”, puesto que ya existía anteriormente el restaurante italiano La Góndola, en el casco antiguo de de Zaragoza.

Restaurante Gondola, Zaragoza

La diferencia fundamental con cualquier otro restaurante italiano de Zaragoza es la naturaleza de sus platos, caseros, osea, elaborados en el propio restaurante, ya que lo habitual es que sean franquicias y les traigan toda la comida congelada para meter al horno y fiesta.

El salón del restaurante La Góndola.

Al estilo tradicional de los restaurantes en Italia, sencillos y familiares. Mesas y sillas recias, manteles de papel, decoración clásica.

Restaurante Gondola, Zaragoza

Restaurante Gondola, Zaragoza

Restaurante Gondola, Zaragoza

El servicio.

Siguiendo al hilo de su morfología, el servicio es directo y cercano, funcional y diligente, sin complicaciones ni pretensiones más allá de dar un buen servicio y no hacer esperar al cliente.

La carta.

El restaurante La Góndola ofrece platos de cocina italiana tradicional y casera, puede ser el restaurante italiano de Zaragoza que más nos acerque a la cocina real de allí, lejos de congelados y preparaciones industriales.
Encontraremos platos típicos de ese país muy interesantes de probar, y sin tener que movernos de casa.
Entre semana podemos comer un menú diario de 10 euros, y en todo momento dos menús, uno de 15 euros (30 euros para dos personas), más completo y que es el que yo tomé y recomiendo, y también otro de 20 euros para dos personas (10 euros por persona), además claro de la carta para quién prefiera crear el menú a su antojo.

Lo que tomamos en el restaurante Italiano La Góndola.

Tomamos el menú de 30 euros para dos personas (15 euros por persona), menú número uno. Que consiste en un plato al centro a compartir y dos individuales, con postre y una botella de vino (lambrusco o somontano).

Aperitivo (invitación de la casa). Gracias

Restaurante Gondola, Zaragoza

Canelones crujientes rellenos de setas y gambas.
Recomiendo encarecidamente este plato, elaborado en el propio restaurante, como todos los demás, y muy logrado tanto en sabor como en textura.

Restaurante Gondola, Zaragoza


Pizza La Góndola.

Pizza tradicional y casera también (tomate, j. york , j. serrano, rulo de cabra, pimiento de piquillo, tomate seco y mozzarella), muy rica, con masa de grosor medio, se agradece que la presenten ya partida para llegar y comer, muy rica.

Restaurante Gondola, Zaragoza

Vitello Tonnato.
Plato de cocina tradicional italiana (medallones de ternera en salsa de atún, anchoas y alcaparras). Se trata de un plato frío muy común en Italia pero que aquí difícilmente encontraremos en un restaurante italiano salvo en uno casero como La Góndola.

Restaurante Gondola, Zaragoza

Postre Góndola.
Nuez, nata, frutas, caramelo… una bomba. A compartir para dos personas, Me gustó porque no estaba excesivamente dulce.

Restaurante Gondola, Zaragoza

Vino, rosado somontano.
Nos decantamos por un rosado en lugar de un lambrusco, cada cual sus gustos.

Restaurante Gondola, Zaragoza


Opinión y resumen.

El restaurante La Góndola está recomendado para los amantes de la comida italiana que quieran huir de las elaboraciones industriales habituales suministradas a las franquicias, y no franquicias. Además por un precio y muy económico, podemos comer o cenar entre diez y quince euros por persona perfectamente a través de sus menús de precio cerrado, además tenemos también carta.
Probaremos platos auténticamente italianos y elaborados en el propio restaurante.
Tener en cuenta que no es un restaurante lujoso, ni de servicios de sala estirados y rimbombantes, todo funcional, rápido y fácil.
Será una opción perfecta para comer o cenar por poco dinero cocina auténtica italiana en el centro de Zaragoza.