Nuestra valoración: 3 cachirulos de 5 posibles, restaurante recomendable(Restaurante recomendable)

  • Dirección del restaurante: Calle del Maestro Mingote, 3, 50002 Zaragoza
  • Tipo de cocina: Brasa (ternasco, chuletón, ...), casquería, escabeches.
  • Precios: menú diario 10 euros, menú brasa 15,90 euros, carta 30 euros.

El restaurante Candelas se ha definido desde hace muchos años por dos características intrínsecas, la brasa y la casquería. Pero en mi visita he descubierto otros aspectos menos conocidos pero muy interesantes de este restaurante, platos propios como el pollo de corral escabechado o su sorbete de mojito, que tiene su secreto. Y desde luego, sus callos, seguramente los mejores de Zaragoza.

restaurante candelas zaragoza

El restaurante Candelas es de estos restaurantes de barrio que si no te lo cuentan jamás encontrarías, pero que esconden secretos de cocina tradicional con punto óptimo, que bien merecen una visita, atendiendo además a su buenísima relación calidad precio.

El comedor del restaurante Candelas.

El restaurante Candelas es bar y restaurante. Hay dos puertas, una para el bar y otra para el restaurante, pero desde el bar al fondo a la izquierda, podemos acceder también al comedor.

restaurante candelas zaragoza

El bar ha sido reformado recientemente, y nos recibe con un gran botellero y una barra de tapas, mesas altas y taburetes. El comedor, restaurante propiamente dicho, es más clásico, pero también se nota una reciente reforma. Se trata de un salón funcional y adaptado para comidas y cenas tanto de menú de día como carta o grupos.

restaurante candelas zaragoza

La carta del restaurante Candelas.

Tradicionalmente es un restaurante de brasa y casquería.
Hablemos de casquería. Algunos de los más expertos cocineros dicen que es con la casquería con lo que se diferencia a un buen cocinero de uno mediocre, y que sólo los mejores cocineros saben tratar bien esos productos. Apareció la casquería en los primeros mercados ,gracias a las Cartas Pueblas de Alfonso X el Sabio, donde se despiezaban los animales, y sólo las partes nobles, costillares y patas, podían ser transportadas a otras ciudades porque el resto, la casquería, se estropeaba durante el camino. Comenzaron entonces los lugareños a aprovecharlas y a trabajarlas con manos hábiles, para estómagos hambrientos. Con el paso del tiempo los acaudalados de las zonas próximas se acercaba de propio a darse grandes homenajes de estos manjares tan bien tratados. Y así, poco a poco, la casquería ha estado tanto en las mejores mesas de los más afamados cocineros como en las mesas más sencillas de precio moderado, porque lo importante es la forma en que se trabaja.

Volviendo al Candelas, particularmente destacables son los callos del restaurante Candelas, que elaboran desde siempre … y estamos hablando de un restaurante que tiene nada menos que 51 años.

Otra baza fuerte del restaurante Candelas es su brasa, chuletones, ternasco, etc. Además en la carta disponen de pescados, ensaladas y raciones varias.

El servicio.

Es un servicio de tú a tú, sin ningún tipo de protocolo, diligente y familiar. Se agradece la amabilidad, el trato directo y el completo conocimiento de su carta para ofrecer lo que el cliente está buscando.

El precio del restaurante Cancelas.

En el Candelas, como en todos los restaurantes algo alejados del centro de Zaragoza, obtendremos mejores precios. Por ejemplo el restaurante Candelas tiene en su carta un menú de brasa que consta de tres platos al centro, (ensalada, longaniza,chorizo a la brasa y plato de queso), un segundo de brasa a elegir (ternasco, churrasco, conejo, codornices, …), y postre, incluye también pan agua y vino, por 15,90 euros…. fantástico precio. ¿No les parece?.

Lo que comimos.

Ensalada con escabeche casero, tomate de Barbastro y cebolla de fuentes.
Una de las agradables sorpresas del restaurante Candelas es que hacen sus propios escabeches, como este bonito escabechado casero. Estaba riquísimo, acompañado con tomate de Barbastro y nuestra fantástica cebolla de fuentes.

restaurante candelas zaragoza

Callos. Los callos del restaurante Candelas son conocidos en Zaragoza por los amantes de este manjar, ya hace años que la fama de estos callos es bien conocida en Zaragoza, totalmente caseros, de un producto seleccionado y de cocina tranquila. Existen dos versiones, poco picantes (prácticamente no pica nada), y picantes, es importante al pedir los callos cuales queremos. Los recomiendo encarecidamente, de tacto meloso y sabor suave, con una salsa que los acompaña perfectamente, y que luego no podremos reprimirnos de untar.

restaurante candelas zaragoza

Pollo de corral escabechado. Un muy buen pollo, con un sabor de verdad, en un buen momento de escabeche y aceite, muy bueno.

restaurante candelas zaragoza

Longaniza y morcilla a la brasa. A destacar lo rica que estaba la longaniza.

restaurante candelas zaragoza

Ternasco a la brasa. Recomiendo también el restaurante Candelas para comer ternasco a la brasa, D.O. de Aragón, estaba excelente, y acompañado de patatas cortadas manualmente, que se agrade, porque nada tienen que ver con las congeladas que por desgracia plagan las bandejas de muchos otros restaurantes.

restaurante candelas zaragoza

Helado de mojito casero. Después de una copiosa comida como esta les recomiendo que se pidan un helado de mojito. Estaba delicioso, además de que ayudará a nuestro sufrido estómago a la ardua labor a la que lo estamos sometiendo.

restaurante candelas zaragoza

Pan de calatrava bañado con chocolate caliente. Este es un plato para golosos siempre y cuando hayamos guardado un rinconcito libre en nuestro estómago, porque es un postre copioso.

restaurante candelas zaragoza

Resumen y opinión del restaurante Candelas.

En el barrio de las fuentes, Zaragoza, en la calle del Maestro Mingote, 3, 50002 Zaragoza. Es un restaurante sin pretensiones de sala, sino que su valor está en su plato, en la cocina. Dos especialidades han sido siempre su insignia, su brasa (ternasco D.O. Aragón, longaniza, chuletones, etc…) y la casquería, de donde hay que acentuar especialmente sus callos, que pueden ser los mejores callos de Zaragoza por su producto y trato sin prisas en cocina. Amén de sus conocidas especialidades encontramos también unos buenísimos escabeches hechos en el propio restaurante, que también hay que probar. Se agradece también que los precios son menores a los que encontraremos en restaurantes más céntricos, que es otro motivo para tener presente al restaurante Candelas. En definitiva un restaurante recomendable para los amantes de la brasa, la casquería y los escabeches.