Nuestra valoración: 3,5 cachirulos de 5 posibles, restaurante recomendable(restaurante recomendable)

  • Tipo de Cocina: Mercado
  • Dirección: Calle Paz, 21, Zaragoza
  • Precios: menú especial 16,5 euros, menú diario comidas 12,5 euros, menús especiales sobre los 27 euros.
  • Fecha de la visita: febrero 2013

El restaurante la Mandrágora (Zaragoza) lleva abierto más de dieciocho años, ofreciendo jornadas gastronómicas de muy diverso tipo, con base de cocina de mercado.
En la fecha en que visitamos el restaurante tenían en carta el menú erótico, que llevan elaborando, con distintos platos, desde hace más de tres lustros durante los meses de febrero, hasta el cinco de marzo. Es un menú fundado en antiguas creencias de distintos continentes y épocas donde los “ricos” de entonces llenaban sus mesas con productos y combinaciones que aumentaban sus deseos sexuales y potenciaban la líbido.
El menú es copioso y contundente, además de divertido por sus platos y explicaciones. Nos iremos con la “panza” llena, satisfechos por la cantidad y calidad.
A destacar que uno de sus platos lleva langosta, un manjar difícil de probar por estos precios.

restaurante la mandragora zaragoza

El salón de del restaurante La Mandrágora.

Luminoso y sin “apreturas”, limpio y cómodo, sencillo y funcional. Encontramos tres zonas, la principal, un salón cuadrado con sitio para unas cincuenta personas, justo antes del salón a la izquierda un “recoveco” muy solicitado con una mesa para cuatro o cinco personas, y a la entrada un par de mesas también en un coqueto rincón que puede ser muy buena opción, de las que a mi me gustan, en un sitio tranquilo.

restaurante la mandragora zaragoza

Decorado con cuadros claramente originales y algunos motivos “encantadores”, brujas, escobas, etc.

restaurante la mandragora zaragoza

restaurante la mandragora zaragoza

El servicio.

Un trato familiar y muy desenfadado, de tú a tú, sin ningún protocolo. Manteles tipo pasillo de celulosa negra sobre de tela granate, nada que objetar, en la línea del precio.
Incluso el propio cocinero lleva algunos platos a las mesa si es necesario y el tiempo se lo permite, los tiempos no están para “lujos asiáticos”.

La carta del restaurante.

El restaurante la Mandrágora ofrece cocina de mercado en su carta , muy variada, con platos para todos los gustos, desde un risotto de boletus, hasta una parrillada de marisco para dos personas por 44 euros, pasando por ensaladas, tronco de merluza, entrecotte, chuletón, solomillo, … vamos, de todo.
Además también ofrecen menús cerrados a muy buen precio, por ejemplo un menú a 16,5 euros que se puede tomar incluso en fines de semana para cenar, o un menú diario entre semana para comer por 12,5 euros.

El vino que tomamos.

Un Montesierra Rosado de Bodega Pirineos, es un vino que se comporta muy bien con pescados o ensaladas, soporta asimismo los mariscos, también con carnes blancas como el pollo, en general un vino sencillo pero que maridó correctamente con el menú que tomamos.

restaurante la mandragora zaragoza

Lo que comimos.

El menú que tomamos: Degustación de Hechizos Eróticos, que define así su creador : “Sabiduría Erótica de Oriente con Texturas de Occidente”.
Un intenso y sabroso menú muy variado, con arroz, marisco, verdura, pollo, chocolate y fresas.

Risotto con verduritas y pasas al Curry: Un sabor muy original y complejo, conseguido con la mezcla del dulce del las pasas y el potente curry, en una textura melosa y suave, complementado con verduritas salteadas. Un buen plato.

restaurante la mandragora zaragoza

Refrescante Éxtasis Masculino: Un plato de presentación muy sugerente, en la línea de lo provocativo, que generará multitud de sonrisas y no pocos rubores, comparaciones, chistes, etc. En la línea del gusto podemos indicar que es un muy buen salmón, sin ningún sabor sorpresa. Un plato frío típico, a no ser por la ordenación de los elementos en el plato.

restaurante la mandragora zaragoza

Sexo en la playa: El nombre promete, sin duda, pero además el contenido nos gusta. El aporte de ron flambeado desarrolla un sabor distinto al marisco recordándonos si cerramos los ojos las exóticas playas caribeñas. Se agradece especialmente la inclusión en este plato de una langosta, de tamaño pequeño, pero entera, partida en dos mitades, estaba riquísima, y es muy extraño encontrar este manjar en un menú de este precio. También tenemos unos buenos mejillones, algunos algo borrachos porque la concha ha recogido el ron, y unas gambas. Un plato que no nos dejará indiferentes.

restaurante la mandragora zaragoza

Chupa-Chups en goloso Néctar de Afrodita: Un plato contundente. A la ave la miel le confiere un agradable sabor, a la par que, según las creencias, afrodisíaco resultado y desencadenador de momentos, digamos, deseados y buscados, por los comensales.

restaurante la mandragora zaragoza

Imperio de los Sentidos Burbujeante: fresas con forma de corazón para untar en chocolate caliente. Y de nuevo un plato sensual, sugerente y lleno de placeres, como fuente de la imaginación individual y preludio de momentos únicos. A disfrutar.

restaurante la mandragora zaragoza

Resumen y opinión.

Incluso existiendo los políticos podemos ser muy felices, lo tenemos en nuestra mano,  si somos capaces de disfrutar y valorar lo que tenemos cerca, exprimir cada minuto, cada segundo, alejándonos de los “malos rollos” que seguro aparecen en nuestro camino, a todos, sin excepción. Este menú nos ayudará a lograrlo, le ruego que deje en la puerta del restaurante los problemas, sientese en la mesa, pida este u otro menú, olvídese de todo y céntrese en disfrutar de cada bocado, de cada sorbo de vino, comente con su compañero de mesa los platos, los gustos, las sensaciones, hablen de la vida, de las cosas buenas, cree un momento único, que lo será puesto que cada segundo que pasa no vuelve.
El restaurante la Mandrágora nos ayudará a lograr ese momento, porque “impepinablemente” valoramos las experiencias según el precio que nos cuestan, y en la Mandrágora los precios no asustan , sin un lujoso salón o un servicio exquisito, pero con menús muy ajustados en precio que no dañarán nuestra economía. Si pueden les recomiendo que prueben el menú erótico que nosotros probamos, es divertido y contundente, con sabores complejos y encontrados puntos en el paladar. Además también podemos cenar un sábado por la noche por 16,5 euros o comer entre semana un menú diario por 12,5 euros. En una carta de mercado muy  polivalente donde podemos encontrar desde una mariscada hasta un chuletón. Todo ello muy céntrico. Un restaurante recomendable.