Nuestra valoración: 4,5 cachirulos de 5 posibles, restaurante muy recomendable(4,5 cachirulos) Restaurante Muy Recomendable.

El restaurante La Prensa, Zaragoza, goza actualmente de una estrella michelín. No siempre comparto con esta guía la asignación de sus galardones, pero en este caso sí.
Y es que la Prensa es un restaurante excelente, donde se come muy bien y aporta al comensal ese ambiente de alta gastronomía, platos de lujo y exclusividad que sólo los grandes saben lograr.
La alta gastronomía está pasando unos momentos difíciles, hay pocas personas que unen las dos condiciones necesarias para visitar restaurantes de élite como La prensa: capacidad económica y capacidad gastronómica.

restaurante la prensa zaragoza

Sobre la primera ya sabemos todos cómo están las cosas, la segunda es una característica personal, gustos y preferencias. Y es que todos en algún momento disponemos de ¿cuanto?, unos 150 euros, para darnos un homenaje gastronómico (para dos personas), pero pocas personas lo hacen, porque simplemente prefieren gastarse el dinero en otras cosas, ropa, copas, decoración, artilugios, un viaje, etc.
Y por supuesto, todo es muy respetable.

El salón del restaurante La Prensa.

Serio, muy serio, blancos y negros, distinción, tranquilidad, espacios, silencio…. mesas grandes y cómodas, como requiere una buena mesa. La sensación de sosiego y paz nos envuelve y aturde, sentimos ese descanso mental y con poco esfuerzo logramos olvidar los problemas para centrarnos en disfrutar del momento.
El restaurante está localizado en la calle José Nebra número 3, Zaragoza, en el barrio de San José. Es sin duda una localización peculiar para un restaurante de este nivel.

restaurante la prensa zaragoza

El servicio.

En su sitio, preciso y cordial sin cruzar la línea de la afectividad, neutralidad en todos sus acciones, orientando todo su trabajo a maximizar nuestra experiencia, con amplio conocimiento de los platos y formas.

La carta del restaurante La Prensa.

Tienen carta para pedir platos sueltos si lo deseamos,  también dos menús cerrados, uno llamado “menú degustación” por 55 euros, y otro llamado “menú gastronómico” de 80 euros, ambos iva incluido y bodega no incluida.
Lo habitual, y lo que recomiendo, en restaurantes de este estilo es pedir los menús degustación, según el presupuesto uno u otro, para así obtener una máxima expresión del trabajo del restaurante. ¿Por qué?, pues simplemente porque estos menús suelen elaborarlos “on the fly”, de forma que diariamente se adaptan al producto y al mercado según el presupuesto del menú para ofrecer los mejore platos posibles del momento.

Restaurante La Prensa, Zaragoza

El precio del restaurante La Prensa.

Como he comentado las mejores opciones serán los menús cerrados, uno de 55 euros y otro de 80 euros, iva incluido, bodega no incluida.  Por lo tanto a este precio hay que añadir el vino, tener en cuenta que los precios de los vinos no son bajos, tendremos que pensar en gastarnos mínimo 15 euros en una botella. Nosotros tomamos una botella de cava, de creo recordar 25 euros.
Hubo una cosa que no me gustó, que por desgracia es habitual, pero que los clientes no vemos con buenos ojos, lo comento: pedí un cava de la carta, valorado en unos 20 euros la botella, fue el responsable de sala a buscarlo, pasaba al rato y no volvía, me temía lo peor, no hay…. gran fallo para un restaurante de este nivel, esto no debería de pasar, pero pasó, volvió con mil disculpas y explicaciones… pero sin el cava, me ofreció de nuevo la carta, pedí el siguiente cava, en este caso creo recordar de 25 euros, más o menos. En un restaurante donde nos vamos a gastar casi 150 euros en cenar… ante un fallo así, con una diferencia en precio al cliente de 5 euros, y seguramente una diferencia de coste de 2 ó 3 euros… ¿no sería lo lógico que me lo hubieran ofrecido por el mismo precio?, sin necesidad incluso de darme la carta de nuevo. Eso es lo que esperamos los clientes, estos pequeños detalles son los que, por un ridículo coste, enamoran a los clientes.
Salvo ese detalle, el precio para la calidad de los platos y la exclusividad del servicio, muy bien.

precio restaurante la prensa

Restaurante La Prensa, Zaragoza

Lo que comimos en la prensa.

Tomamos el menú degustación, 55 euros iva incluido, bodega no incluida.

Aperitivos de la casa.  Buenos y originales.

Restaurante La Prensa, Zaragoza

Salmón en Sashimi, tierra de especias, albahaca, soja, wasabi.
Un fantástico salmón con los tan de moda toques orientales, sobre una tierra crujiente que aportaba juego de texturas. Riquísimo.

Restaurante La Prensa, Zaragoza

Madeja crujiente, foie, trufa, plátano, arrope.
Un plato excelente, muy bueno, tanto en presentación, tacto y sabor. Divertido de comer y sabroso. Un buen plato.

restaurante la prensa zaragoza

Bogavante, confitado de patata, ali-oli negro.
Un buenísimo bogavante sobre una base de patata. Equilibrio y unión de sabores. Punto exácto del marisco y patata.

Restaurante La Prensa, Zaragoza

Bacalao, lomo y brandada, pimiento, torrefacto de aceituna.
Acertado punto de un producto de indudable calidad. Suave sabor y textura melosa.

 Restaurante La Prensa, Zaragoza

Carrilleras de Agnei ibérico, calabacín, patata, regaliz, torrezno.
El Agnei es una raza de cordero milenaria autóctona de Aragón, con cualidades organolépticas reconocidas de excepcional calidad, donde se destaca su sabor y textura, y el conjunto equilibrado en general. En este caso  presentado en trocitos sobre su patata con su salsa. Delicioso.

Restaurante La Prensa, Zaragoza

Yogourt, helado de yogourt, bizcocho, frutos rojos, choco-maracuyá.
Volvemos a obtener un conjunto equilibrado de sabores, con varias texturas, y en este caso también juego de temperaturas, con presentación espectacular y conjunto de nuevo memorable.

Restaurante La Prensa, Zaragoza

Bombones con el café. Una fina y delicada caricia a nuestro paladar… para irnos con muy buen sabor de boca.

Restaurante La Prensa, Zaragoza

Resumen y opinión del restaurante La Prensa, Zaragoza.

Es una suerte tener un restaurante como la Prensa en Zaragoza, pero son malos tiempos para restaurantes de élite, a los que hay que ir con otro concepto distinto del de solamente “cenar”, hay que ir con la idea de aprender, disfrutar y relajarnos de un ambiente exclusivo, gozar con los platos, comentarlos, exprimirlos e irnos a nuestra casa con “algo más” que el haber cenado, con más cultura y bagaje gastronómico. Siempre me ha chocado lo reticentes que son muchas personas en hacerse “homenajes gastronómicos”, por ejemplo uno al año, y sin embargo no les importa gastarse el dinero en otras cosas, sí, es cuestión de gustos, pero creo que hay algo más, creo que falta diferenciar lo que es comer, nutrirse y/o acto social de la mesa, con la cultura gastronómica, nadie ha nacido “aprendido“, la única forma de entrenar nuestro paladar y enriquecer nuestros registros gustativos, y por derivación diferencia la comida buena de la mejor es, la experiencia, que se logra sí o sí trotando manteles.
Considero al restaurante La Prensa como muy recomendable.