Nuestra valoración: 4 cachirulos de 5 posibles, restaurante muy recomendable (Restaurante muy recomendable)

  • Fecha de la visita: enero 2014
  • Tipo de cocina: cocina típica Aragonesa y cocina actual con base de mercado.
  • Precio: entre 30 y 60 euros.
  • Dirección: Calle Alfonso I, 40, 50003, Zaragoza (En Plaza del Pilar).

El restaurante el Real es un gran desconocido para mucha gente. Está localizado en la Plaza del Pilar de Zaragoza, en un paraje privilegiado exterior e interiormente.

Tiene el conjunto idóneo de características para acariciar los laureles del éxito, la ubicación, los salones, la brasa para las carnes y además desde hace relativamente poco un nuevo director de cocina, David Melendo.
Un cocinero al que ya había tomado el pulso en otro restaurante,  y que tiene “toque” en sus platos. Elegancia visual, sabores disjuntos pero coordinados, elocuencia en el producto principal, y armonía general las texturas.

el real restaurante zaragoza

El restaurante el Real, con esta nueva carta y menús cerrados, satisfará los gustos de los más exigentes, manteniendo además su otra gran baza, sus carnes a la brasa y los platos de cocina de Aragón en el mismo centro de Zaragoza, en la Plaza del Pilar.

El salón del restaurante El Real.

En un edificio señorial, en la plaza de la Basílica del Pilar,  esquina con la calle de Alfonso I  , encontramos el restaurante El Real, con tres zonas diferenciadas. Por un lado una vinoteca en el pasaje interior del edificio, donde podemos degustar fantásticos vinos, cavas y champagnes con la fórmula del descorche ¿y qué es eso?, pues seguramente la mejor manera de beber buenos vinos con total placidez y a precios accesibles. Básicamente consiste en que las botellas se muestran en las estanterías etiquetadas con su precio y el cliente decide la que quiere tomar, el precio que paga el cliente es el indicado en la etiqueta más el descorche, en la vinoteca del Real 6 euros botella. Por ejemplo, un buen vino que marca la etiqueta que cuesta 18 euros la botella, más descorche 6, pagamos 24 euros por la botella, si vamos 6 personas nos podremos tomar un par de vasos de un buen vino por el precio de 2 euros el vaso. La ventaja de esta fórmula la encontramos con vinos de precio medio/alto, por dos motivos: el precio es más bajo que si pedimos un vaso suelto y lo mejor de todo, el vino está recién abierto, que es el principal inconveniente de pedir un gran vino suelto, no saber cuanto tiempo lleva abierta la botella, recordemos que el vino es un elemento “vivo”, que evoluciona, y el mejor momento de tomarlo es unos minutos después de abrir la botella.

el real restaurante zaragoza

Otro espacio es la cafetería, con grandes ventanas a la Plaza del Pilar, y una agradable terraza en su exterior.
Y por último el salón del restaurante El Real, por el que estamos escribiendo estas líneas, que está bajo tierra, en los antiguos sótanos, con paredes de viejo ladrillo y piedra, techos abovedados, algunos frescos, sobriedad y elegancia, espacio y tranquilidad, mantelería de tela, mesas acogedoras y descanso del mundanar ruido.
La distribución del salón denota claramente una apuesta por la buena mesa, observando un agradable desahogo entre mesas y abundantes de ellas redondas, para cuatro o seis comensales, que serán perfectas y seguro muy demandadas.

restaurante el real zaragoza

Además un rincón especial. Al fondo de la sala, en el lado izquierdo se observa un pasaje que da acceso a un pequeño salón, privado, discreto, oculto de miradas, muy recomendable si buscamos un lugar íntimo en pareja. A tener en cuenta que hay varias mesas, pero que habitualmente a los clientes los sitúan en el salón principal, salvo que se pida expresamente este, o que se llene el otro claro, en cualquier caso mucho más privado.
Este salón también es muy recomendable si vamos un grupo de unas 10 personas y lo ocupamos en su totalidad, formando una mesa Española (una mesa española es cuando juntamos varias mesas cuadradas o rectangulares haciendo una mucho más grande, haciendo el mismo papel que una mesa redonda).

restaurante el real zaragoza

El servicio de sala.

Experimentado, perfecto conocedor de la carta del restaurante, tanto de platos como de bodega, atento, rápido y milimétrico. Un buen servicio de sala, nada que objetar.

La carta del restaurante.

El restaurante el Real ha modificado su carta, hacia la actualidad. Con la incorporación de un director de cocina, David Melendo, del cual ya había probado sus platos en otro restaurante, y me gustaron, y ahora me han gustado más todavía, no hay que perderlo de vista.
La carta del restaurante el Real tiene dos vertientes, por un lado platos de cocina típica de Aragón, como sus fantásticas migas, con una presentación especial, o el ternasco a la brasa, otro plato muy característico de Aragón, entre otros platos de nuestra gastronomía típica, además de chuletón de buey a la brasa. Y por otro lado platos de cocina actual, con elaboración y trabajo previo, buenas presentaciones, sabores equilibrados y correctas armonías en los gustos.

El precio del restaurante el Real.

Tres menús cerrados y la carta. Un menú diario de 19,5 euros todo incluido, el menú tradicional 24,4 + bodega + iva (precio final unos 33 euros persona), el menú degustación 38,8 + bodega + iva (unos 49 euros personas precio final).

¿Qué comer en el restaurante El Real?

Algún plato de cocina de Aragón, sus migas muy recomendables, o si nos gusta el ternasco, unas costillas a la brasa, también muy valoradas. Pero además considero necesario probar algún plato elaborado, de cocina, bien un entrante, alguna carne o un pescado, lo mejor preguntar al metre y que nos recomiende, y de postre, la chocolaterapia.
Aunque quizás la mejor opción podría ser tomar uno de sus menús cerrados, o bien el menú tradicional o bien el menú degustación.

El vino que tomamos en el restaurante El Real.

Cada vez soy menos de mezclar vinos, porque cuando mezclo varios vinos en la misma comida suelo terminar en peores condiciones, y tampoco hay que pasarse, porque para disfrutar durante muchos años del “comercio y del bebercio” hay que hacerlo con algo de moderación, y digo “algo” porque yo no soy quién para dar consejos pero otra cosa distinta es saber lo que deberíamos hacer.

Así pués, con esta tesitura, y un menú degustación “multidisciplinar” no es nada fácil elegir el vino, y me fui por la opción sencilla, un cava, en este caso Recaredo, muy bueno.

el real restaurante zaragoza

Lo que comimos en el restaurante El Real.

Tomamos el menú degustación. Consistente en un aperitivo, un entrante, una carne, un pescado y un postre. Entran todos los platos.

Aperitivo: Mouse de oca con albaricoque y queso caramelizado.
Fantástico, un comienzo que ya puso alerta mis sentidos, mis expectativas aumentaron en virtud al desenfado, atrevimiento y precisión de este aperitivo, muy equilibrado en el gusto y muy bien terminado en su presentación.

el real restaurante zaragoza

Carpaccio de atún rojo con wasabi de pepino.
Me encanta que me sorprendan así, un plato fresco, de profusos sabores, con auténticos acantilados separando organolépticamente los elementos pero sin embargo con una asociación conceptual en su conjunto. Toque de modernidad oriental trasladada a nuestro entorno. Muy bueno.

el real restaurante zaragoza

Migas con uva.
Me gustan mucho las migas, y sinceramente no es fácil encontrar restaurantes que las trabajen bien, el restaurante El Real es uno de ellos, de hecho es una de sus especialidades. Un plato típico Aragonés, con una presentación muy especial. Se lleva a mesa en una sartén con unas patas y una pequeña bandeja con una brasa, de tal forma que se conserva el calor perfecto para su disfrute. Un lujo.

el real restaurante zaragoza

Corvina.
La corvina es un pez que bien trabajado, como en este caso, nos puede dar muchas alegrías. En su punto exácto, jugoso y de claro sabor. Acompañado de marisco que divertía el plato. Estaba descansando sobre unos “noodles thai”, que le otorgaban un toque exótico tailandés muy interesante y juguetón, acertado. Un buen plato.

el real restaurante zaragoza

Bacalao con crema de remolacha y pesto.
Una presentación excelente, con una clara disociación de los elementos en la imagen, colorido y provocador. Sin embargo en el paladar el pesto predominaba demasiado en la pirámide invertida de sabores, confundiendo nuestro paladar y entorpeciendo el desenlace final. Por lo demás bien.

el real restaurante zaragoza

Solomillo de pato sobre cuscús e higos.
Un plato de sabor delicado, para disfrutarlo, bien presentado y también con un toque especial gracias al cuscús que acompañaba el plato en un segundo plato sin entorpecer, siendo en cualquier caso un elemento opcional, pero recomendable, en cada bocado.

restaurante el real zaragoza

Secreto ibérico con chipirones.
Un típico plato mar y tierra, bien llevado a término, de cuidado estilismo visual y muy agradable al paladar, también muy rico.

restaurante el real zaragoza

Sorbete de gin tonic.
También un postre clásico pero muy aconsejable tras la bacanal que precede, aunque si su estómago se lo permite les recomendaría también que probasen el siguiente que comento.

el real restaurante zaragoza

Chocolaterapia.
Chocolate y diversión. Un postre con escenificación curiosa, y además un auténtico baño de chocolate, recomendable.

el real restaurante zaragoza

Resumen y opinión del restaurante El Real.

Si buscan un restaurante en el centro de Zaragoza, cerca de la Plaza del Pilar donde comer muy bien, el restaurante El Real es la opción correcta. Tres pilares básicos en la cocina del restaurante El Real, platos de cocina Aragonesa con presentaciones especiales, carnes a la brasa y cocina actual en su nueva carta con toques leves de autoría, pero con concepto claro del plato, por lo que será difícil que el cliente salga decepcionado de su visita. Es salón es muy cómodo y tranquilo, con un rincón especial muy recomendable para pequeños grupos de 10 personas, íntimo. A tener en cuenta que el restaurante está en un sótano sin ascensor, dos tramos de escaleras.
En resumidas cuentas el restaurante El Real es muy recomendable para todos aquellos que quieran cocina típica aragonesa