Nuestra valoración: 3 cachirulos de 5 posibles, restaurante recomendable

Crítica Restaurante  “La Maison de la Fondue” .
Dirección: c/ Bolonia nº 26 .
Sector: Sagasta/Camino de las Torres
Tipo de cocina: De mercado. Especialidad en fondues con inspiración aragonesa.
Fecha de Visita:  20 de Marzo de 2009.

La Maison de la Fondue

Un poco de historia:

El restaurante La Maison de la Fondue abrió sus puertas en 1985 de la mano de un italiano (el Sr. Francesco Calabretta) que decidió introducir las clásicas fondues de la cocina suiza en Zaragoza además de platos de pasta típicamente italianos.
A partir del 2004 se abre una nueva etapa en el restaurante de la mano de Lucas Loscos (en cocina) y  Paco Díez (jefe de sala). Actualmente, el Sr. Loscos ejerce de manera puntual tareas en sala y aconseja sobre los vinos. La cocina sigue estando especializada en fondues (vocablo que proviene del verbo francés fondre, que significa “fundir”,y que es el plato suizo de queso más típico junto con la raclette) pero con un toque claramente aragonés.

La Maison de la Fondue

El restaurante y el Comedor:

Al entrar en la Maison de la Fondue nos encontramos el recibidor y, a la derecha, una barra que hace las veces de zona de espera o, simplemente, para tomarnos un vino o una cerveza con una tapa sencilla. Un tramo de pasillo nos conduce a un comedor elegante y moderno con capacidad para treinta y cinco plazas, con suelo de tarima, decorado en tonos pasteles y con las paredes cubiertas de coloristas óleos. Las mesas gozan de una separación más que  correcta, pues no se ha apurado el espacio del comedor.  Están vestidas por mantelerías de un color granate y con vajilla de loza blanca. Cristalería correcta con copas bordelesas. La iluminación tenue mediante apliques de intensidad regulable da a las cenas un ambiente íntimo al que también ayuda una música ambiental  de los sesenta y setenta muy agradable. Local para fumadores pero con buena extracción y separación entre mesas.

La Maison de la Fondue

El servicio de La Maison de la Fondue:

Se trata de un servicio distendido que intenta hacer que el cliente se encuentre como en casa, dejándole libertad pero sin descuidar la atención. Un servicio personal ofrecido directamente por el propietario.

LA OPCIÓN ELEGIDA:

Se optó por una fondue de queso y otra de carne para compartir (especialidades de la casa).

LA CARTA DE VINOS:

La carta no es muy extensa pero suficiente para un restaurante de este tamaño y características (que no tiene una gran rotación de botellas). Blancos de Campo de Borja, Rueda y Albariño, rosados de Borja, Navarra y Somontano; un cava De Sant Sadurní (sería deseable un par de opciones y que se incluyese un cava de Aragón); y tintos de Cariñena, Somontano, Campo de Borja (a veces también de garnacha de Calatayud) y de la categoría Vinos de la Tierra del Bajo Aragón. Todos entre 10 y 18 euros, lo que supone una selección con un precio muy ajustado.

LA CARTA:

El restaurante ofrece en carta diversos entrantes entre 12 y 17,60; fondues para compartir entre 22 y 29,50, algo de pescado (bacalao, lenguado relleno) y carne (entrecot y solomillo a precio muy ajustado). Los postres entre 4,40 y 10,70 (el postre estrella, la fondue de chocolate negro con frutas, postre que también se puede compartir). Puntuación: 7 (compartiendo una fondue, con vino y postre, se puede cenar desde 25/30 euros por persona, lo que le da una buena relación calidad-precio).
Aperitivo de la casa: Obsequio de un montadito de longaniza de Graus con aceite del Bajo Aragón. 6.

LOS VINOS:

Un Evohé garnacha viñas viejas 2006 tinto. Se trata de un monovarietal (100% garnacha) de Bodegas Leceranas. Vino de la Tierra del Bajo Aragón. 14,5º.
Presenta un color granate con ribete violeta. A nivel olfativo presenta fruta concentrada (frutos negros sobre todo) y algo de regaliz. Ligeramente especiado (un poco de pimienta) y con un cierto tono tostado (quizá lleve 6 u 8 meses de barrica). En boca aparece fruta concentrada y algo pasificada. Lágrima persistente y marcada (graso). Taninos vivos. Dulzor de la garnacha con un ligero toque especiado. Un vino con buena acidez y con cuerpo, que ha evolucionado bien en botella durante la guarda. Con un final largo y persistente. 7,3

La Maison de la Fondue

Un Fandos y Barriuso tinto (no figura añada). Se trata de un coupage de Syrah (variedad autóctona Romero de Híjar de la finca “El Montecico”) y cabernet (variedad autóctona Royal de Alloza de la finca “Val de la Marga” de Samper) . Es un vino de Bodegas Fanbar. Categoría: Vino de la Tierra del bajo Aragón (Samper de Calanda). 13,5º.
Presenta un color cereza con borde granate. En nariz presenta fruta negra concentrada y algo de pimiento de la cabernet. Fruta negra concentrada. En aroma secundario y terciario aparece hierba fresca y mojada y una muy ligera presencia de madera (quizá 3 o 4 meses).
En boca presenta taninos muy pulidos. Es un vino frutoso, goloso, amable y fácil de beber. Con un muy agradable paso en boca pero con un postgusto algo corto. Un vino con marca de suelo y clima (terroir) tanto en nariz como en boca. 8
Quiero recalcar que son dos tintos interesantes, de Aragón, y además poco frecuentes de encontrar en las cartas (sobre todo el segundo).

La Maison de la Fondue

LOS PLATOS:

De entrante,invitación de la casa, gracias, un corte de longaniza de Graus frita sobre pan con base de tomate y aceite:

La Maison de la Fondue

Una fondue de queso y otra de carne.
Fondue de queso: Se trata de una mezcla de quesos emmental suizo (toma su nombre del valle del río Emme, en el cantón suizo de Berna) y semi-curado de Castejón de Sos que se mantienen bien calientes en el recipiente gracias a la llama de una vela. Lleva un toque de vino blanco y se presenta con costrones de pan tostado y acompañado de una guarnición en bandeja de tres tipos de pasta rellena (queso y pera (muy buena)/ verduras y setas/ calamar), verduras (judía verde, col de Bruselas, cardo), jamón York, tomates cherry , mini mazorcas de maíz y encurtidos (pepinillo, oliva verde y guindilla) que hacen el papel de “cortafuegos” para el paladar (para romper el sabor anterior y cambiar a otro). Casi todo se puede bañar en la mezcla de quesos (acompañado o no de pan) o untar el pan directamente en el queso caliente. Destacar el sabor de la mezcla de quesos (sabrosa y caliente) y el toque aragonés conseguido en un plato típicamente suizo.

La Maison de la Fondue

 

 La Maison de la Fondue

Fondue de Carne: Se trata de una mezcla de carnes en crudo (longaniza de Graus, solomillo de ternera y solomillo de ciervo) aderezadas con sal y pimienta, acompañadas de pequeñas patatas asadas y presentado todo ello en bandeja. Pinchamos las porciones de carne y nos las hacemos al gusto en el aceite caliente de la fondue (a la que le podemos regular el fuego). Lleva un surtido de cuatro salsas para tomar la carne en cuatro cuencos que salen en otra bandeja: de Verduras, de Hongos, de Mostaza y Barbacoa. Especialmente sabroso el ciervo. Las salsas están bien conseguidas ( especialmente la de  mostaza y  la de hongos).

La Maison de la Fondue

LOS POSTRES.

A pesar de que hay interesantes postres desde 4,40 (como el pastel ruso o la tarta Sacher), optamos por la fondue de frutas naturales con chocolate negro. Se trata de una mezcla de porciones de frutas frescas (plátano, manzana, naranja, fresa, kiwi más unos trocitos de croissant mini) que podemos bañar en una fondue de chocolate caliente negro (en un 80%) belga. Un postre diferente, divertido y con una variedad de sabores frutales frescos que, combinados con el chocolate caliente, resultan un festín para el paladar. Imprescindible para los amantes del chocolate.

La Maison de la Fondue

Vino de postre: Un Pedro Ximénez Pemartín de la D.O. Jerez de Bodegas Federico Paternina. Se trata de un PX básico de la bodega. Color caoba. Aroma a pasas y fruta madura. En boca es dulce, con fruta madura y concentrada. Sabroso pero con final corto.

Los precios de la Maison de la Fondue:

En La Maison de la Fondue nos encontramos con precios cómodos, tanto en los platos, las fondues, los vinos y los cavas.

  • Platos fríos: entre 13 y 17 euros.
  • Platos calientes: 14-16 euros.
  • Carnes y pescados: entre 16 y 18 euros.
  • Fondues: 22 - 30 euros (para compartir 2/3 personas)
  • Postres: 4 euros, fondue de chocolate 10 euros (para compartir).
  • Vinos: 10-18 euros.
  • Cavas: 15 euros reserva brut Nature.

Tener en cuenta que muchos platos son para compartir y las fondues son perfectamente para 3 personas, por lo cual el precio por persona será entre 20 y 30 euros, para como están los precios hay que decir que es aceptable.

Resumen general de La Maison de la Fondue:

Opinión de Gonzalo Gonzalvo (colaborador de esta web): Un restaurante acogedor, para plantear una cena en pareja (tiene un ambiente lo suficientemente íntimo y romántico creado por la iluminación, la decoración y las velas de las fondues) o para un grupo de amigos ( diferente y divertida). Probando variados sabores según combinemos los alimentos con los quesos o las distintas carnes con las salsas. Se consiguen contrastes de sabores y texturas interesantes (como el de la pasta con pera bañada en queso o el tomate cherry frío que estalla en la boca bañado de queso caliente. También con las frutas frías y el chocolate caliente).
Precaución con la temperatura de los pinchos para freir (si nos llevamos el trozo de carne cocinado a la boca directamente, nos quemaremos). Con un servicio correcto (incluso se pasa sobre el mantel, al final de la cena, la pala recoge-migas ). Presencia de la identidad aragonesa (en el queso, en los vinos de la carta y platos como el risotto con longaniza de Graus). Destacar además que es el único de la ciudad especializado en fondues.  Se trata de un restaurante con un sello propio, sencillo pero agradable y con un precio medio (25-35 euros /persona) de carta. Dispone también de un menú del día (de lunes a sábado) a un precio de 15 euros con agua, pan y un tinto D.O. Rioja de Bodegas Martínez  Bujanda ).

Opinión de José Aranda: La Maison de la Fondue es un restaurante que no nos pasará de largo, no saldremos diciendo “otro restaurante más“, nos gustará más o menos el servicio, la comida, las fondues, etc… pero con toda seguridad no nos será indiferente. Tiene un salón cómodo y un servicio de mesas pendiente de nuestra necesidades, una carta basada en cocina de mercado y varios tipos de fondues que si no las hemos probados serán plato obligatorio en nuestra mesa. Todo ello por un precio entre 20-30 euros, correcto.  Podemos ir en pareja pero en ese caso las fondues serán excesivamente grandes, en ese caso mejor pedir cocina de mercado. Una muy buena opción será ir en grupo y pedir que nos aconseje Lucas sobre que pedir para que no sobre ni que falte. Para mi sería además obligatoria la foundue de chocolate para postre, prácticamente no podía comer más y hacía todo lo posible por untar otro trocito más de fruta en un delicioso chocolate… se me llena la boca de saliva sólo de pensarlo. Otro aliciente más es que tienen vinos de la tierra (no los vinos típicos de las D.O. ) por lo cual podemos probar vinos de Aragón difíciles de encontrar en otros restaurantes y por un buen precio. En definitiva es un restaurante recomendable y de visita obligada.

La Maison de la Fondue

Entrevista con Lucas Loscos (cocinero y socio):

¿Cómo catalogarían su tipo de cocina?

Respuesta: hacemos una cocina de mercado, sin complicaciones ni largos nombres, nos basamos en un buen producto que no hace falta adornar, eso sí, estamos también especializados en fondues como el único restaurante de Zaragoza.

¿Cual es el origen del producto que usan?

Respuesta: Procuramos el producto de temporada y de Aragón, utilizamos ciervo de caza de Aragón, queso Aragonés para nuestras fondues y en todo lo demás siempre que nos es posible.

¿Cual es el plato que más piden últimamente los clientes?

Respuesta: Los risottos  que hacemos están gustando mucho a los clientes, suele ser un plato habitual en todas las mesas del restaurante, tiene mucha aceptación.

¿Qué tipo de clientes vienen normalmente al restaurante?

Respuesta: Una clase media, alta. Entre semana al menú del día de 15 euros viene muchos trabajadores de oficinas de la zona porque han encontrado una cocina de mercado con buen producto por un módico precio, utilizamos el mismo producto para el menú del día que para la carta.

¿Qué ofrece su La Maison de la Fondue diferente al resto de restaurantes de Zaragoza?

Respuesta: Además de ser el único especializado en fondues de Zaragoza, pretendemos y creo que logramos prestar un servicio de mesas donde el cliente no necesite pedir nada, me gusta estar pendiente de todas las mesas para que no les falte de nada. Creo que un buen servicio de mesas es aquel que es imperceptible por los clientes, lo ideal es no tener que llamar nunca al camarero, pero que tampoco estén encima de nosotros molestándonos.

Restaurante MAISON DE LA FONDUE, LA Zaragoza.
Si usted ha estado en este restaurante puede añadir los comentarios que desee para indicar al resto de clientes como ha sido su experiencia. Gracias.

  • Categoría: Restaurante de dos tenedores.
  • Dirección: Bolonia, 26
  • C.P.: 50008
  • Población: Zaragoza
  • Teléfono: 976 237 411

Localización del restaurante la Maison de la Fondue, Zaragoza

La Maison de La Fondue, zaragoza