Nuestra valoración: 2 cachirulos de 5 posibles, algunas deficiencias importantes detectadas en el restaurante

Restaurante TRIANA Zaragoza.
Si usted ha estado en este restaurante puede añadir los comentarios que desee para indicar al resto de clientes como ha sido su experiencia. Gracias.

  • Categoría: Restaurante de un tenedor.
  • Dirección: Estébanes, 7
  • C.P.: 50003
  • Población: Zaragoza
  • Observaciones: Contacto: Jaime Quilez Salvador

El restaurante triana está en el centro de Zaragoza, justo detrás de puerta cinegia, al lado de una famosa zona de tapeo.

Para acceder a el hay que subir unas escaleritas, una vez dentro nos encontramos una estancia de techos altos, decorada con un ligero aire andaluz, que sin ser excesivamente significativo nos hace sentir algo acogedor.

Subiendo unas escaleritas hay otro comedor que comunica con el primero a través de una ventanita, que nos quiere volver a recordar un patio andaluz.

Las mesas del triana son pequeñas y están bastante juntas unas de otras, si vamos nos tenemos que olvidar de lujos y cosas por el estilo, eso si, el resposable del local, un señor de bigote, es muy amable y nos trata el punto correcto de cercanía y familiaridad.

La carta es más bien corta, se puede comer a la carta pero tienen 2 menus principales, que están anunciados en la parte exterior:

El primero y más económico sale por unos 25 euros por cabeza y se trata de una generosa fuente con langostinos a la plancha y al menos 5 ó 6 tipos de pinchos por duplicado, para poder probar ambos comensales todo, incluye también una botella de vino tinto o rosado, joven, bastante normalito pero que se deja beber.

El segundo, que sale por unos 30 euros por cabeza, se compone de una bandeja de entrantes, con menos pinchos que el anterior, y luego un segundo a elegir entre varios posibles, incluye el mismo vino que en el caso anterior.

En general está bien, sin ser nada especial, al estar en el mismo centro de Zaragoza al lado de la plaza de España, nos puede salvar de un apuro en un momento dado que no sepamos donde ir.

Relación calidad precio, para mi, algo caro, seguramente se aprovechan de su perfecta localización para captar, en la mayor parte, turistas.