Nuestra valoración: 2 cachirulos de 5 posibles, algunas deficiencias importantes detectadas en el restaurante

Bar Malta Zaragoza
El bar malta, es eso, un bar de zaragoza, pequeño, en las delicias, al lado de la plaza huesca.

El bar como tal es pequeño, y la cocina todavía más pequeña, no obstante los propietarios son capaces de dar comidas y cenas, y además, de que sean buenas. Tienen escasa 4 mesas pequeñas y una redonda un poco más grande.

Los viernes por la mañana cocinan para el viernes y el sábado, sólamente dan comidas y cenas los viernes y sábados, el resto de los días sólamente se puede tapear, eso si, buenas tapas.

Fuimos un viernes, un grupo de 7 personas, juntaron como pudieron 3 mesas y nos indicaron lo que tenían recien cocinado del mismo día: caracoles, callos, cabeza de corcero, asado de cordero, 2 doradas, merluza al orio, … y alguna cosa más.

Bar Malta Zaragoza

Tomamos unos entrantes: callos, caracoles (muy recomendables), jamón y queso.
Segundo: media cabeza de cordero, 2 entrecot, 1 dorada, 1 ración asado de cordero y 2 raciones de merluza al orio.
Postres: todos helados salvo el más comilón que se pidió “un pijama”.
Tomamos cafés y copas.

Precio: 16 euros por cabeza. ¿quién da más por menos?

Todo lo que comimos estába recien hecho, nos lo sirvieron todo a la vez (que tiene mucho mérito con una cocina tan pequeña), y además estaba buenísimo, productos de buena calidad hechos como en casa. Nos tenemos que olvidar de cocina compleja sino de excelente calidad precio.

Los caracoles los hacen a “montones”, incluso los venden para llevar, cosa que me estraño, pero después de probarlos lo comprendí, muy buenos.

En resumen: es un bar para ir a divertirse y a comer bien, sin lujos, recomendable para ir en grupo, los propietarios son “la caña”.

Localizar el Bar Malta en Google Maps

Bar Malta Zaragoza