Nuestra valoración: 4 cachirulos de 5 posibles, restaurante muy recomendable

El restaurante La Ontina está ubicado en el Gran Hotel de Zaragoza, se trata de uno de los más prestigiosos restaurantes de Zaragoza.

Restaurante La Ontina Zaragoza

(foto: interior del restaurante)

Debemos de ser conscientes donde nos encontramos, el Gran Hotel de Zaragoza aloja a ,posiblemente, las personas más importantes que visitan Zaragoza, y algunas de ellas comerán en este restaurante, La Ontina (aunque el hotel dispone de otro restaurante sólo para los alojados). Tanto es asi que a los empleados de todo el Hotel les obligan a firmar una cláusula de confidencialidad por la cual no pueden contar nada de lo que vean en el hotel. Dicho esto, en este restaurante podemos encontrarnos personajes públicos, artistas, financieros, periodistas, … , que estén de paso por nuestra ciudad.

Restaurante La Ontina Zaragoza

(foto: todas las mesas tienen flores naturales de decoración)

Se accede a La Ontina , no por la puerta principal del Gran Hotel, sino por otra localizada en la otra esquina del edificio (las personas alojadas acceden desde el interior del hotel directamente), al entrar nos encontramos en la cafetería, en la cual a mano derecha descubrimos una escaleras que nos conducen hacia el restaurante La Ontina propiamente dicho.

Al entrar en el restaurante La Ontina nos encontramos con un salón en el que apenas habrá 10 mesas donde nos atienden y nos recogen los abrigos en un mueble, en este primer salón es donde nos ubicaron a nosotros. Partiendo de este nos encontramos un pasillo a cuyos lados hay salones donde también se sirven comidas, cuando nosotros fuímos eran todo celebraciones privadas.

Fuímos un sábado a comer, me llamó la atención el echo de que llamé al restaurante a las 12:00 y me indicaran que sólamente les quedaba una mesa libre pero sin embargo cuando salimos del restaurante, a las 16:00 horas prácticamente estaba vacío ¿siempre dicen que sólo queda una mesa? ¿la gente no fue? ¿o es que comen a las cinco de la tarde?, en cualquer caso , aquí queda el caso.

El restaurante La Ontina es lujoso, bien decorado, muy sobrio, elegante, uno se encuentra muy agusto. Las mesas son amplias, buena separación entre ellas, bien vestidas; todas ellas tienen a su lado una mesa auxiliar para colocar las botellas, bandejas, etc, acorde a la calidad del lugar.

Restaurante La Ontina Precio

(foto: la cuenta de la comida de dos personas)

El servicio es muy atento, profesional, en todo momento pendiente de cualquier necesidad que podamos tener, atentos a nuestras copas para rellenarlas, osea un servicio de primera línea.

La carta de comandas: no muy amplia, intuyo que esto se debe a que todo su material es fresco. Tienen entrantes varios: ensaladas, pasta, revueltos, etc… y de segundo pescados, unos 6 ó 7 tipos y carnes, también unos 6 ó 7 tipos.

Restaurante La Ontina Zaragoza

(foto: al lado de todas las mesas hay una mesa auxiliar para el servicio)

Carta de vinos: amplísima carta de vinos, un libro, está muy bien si, pero a mi me apetece un vino de aragón… miro y ¡oh!, mucha carta pero de aragón apenas 15 vinos… bueno voy a buscar un cava… si que hay de aragón, pero … no del que a mi me gusta. Asi que mucha carta de fuera pero poca de casa. No me gusta.

Restaurante La Ontina Zaragoza

(foto: aperitivo obsequio de la casa, borraja en tempura)

Antes de servirnos las comandas nos trajeron un pequeño aperivito, obsequio de la casa: borraja en tempura salpicada de trocitos de pimiento y cebolla. Exquisita de sabor, muy bien presentada. Al mismo tiempo nos trajeron unas tiras de pasta de cereales con pimienta, junto con una salsita para untar, algo sosas, pero se agradecen igualmente.

Restaurante La Ontina Zaragoza

Restaurante La Ontina Zaragoza

También es anecdótico que nos presentaran un aceite de la almunia y nos pusieran un recipiente para que lo probásemos, de ámplia base para poder comprobar el color, y la limpieza del aceite, la verdad es que no sabíamos muy bien que hacer con él, lo probamos con un trocito de pan y la verdad estaba muy bueno, una anécdota.

Comimos:

  • Timbal de Huevos fritos con pimientos (para compartir)
  • Lubina salvaje, calamar, salsa vaporosa (segundo plato 1)
  • Rape a la brasa (segundo plato 2)
  • Cilindro de naranja con crema de limón (postre 1)
  • Queso Flor de mi pueblo, con membrilo (postre 2)
  • Café Cortado
  • Pan
  • Botella Agua
  • Copa Pedro Ximenez Viejo
  • Botella Cava Non Plus Ultra

Precio : 124,66 Euros.

El timbal de huevos fritos: exquisito, muy bueno, una base de patatas fritas/asadas sobre las cuales nos encontramos unos pimientos asados, rodeado por trocitos de cebolla asada que hacian una combinación idónea.Eso sí, la ración bastante escasa, de primera, pero escasa, unos 300 gramos.

Restaurante La Ontina Zaragoza

(foto: timbal de huevos fritos con pimientos)

Lubina salvaje: excelente, de primera calidad, un trocito de lubina cubierta por frutos secos, pescado fresco difícil de encontrar de esta categoría. La cantidad, poca, un trocito pequeño, bueno, pero pequeño.

Restaurante La Ontina Zaragoza

(foto: lubina salvaje, calamar, salsa vaporosa)

Rape a la brasa: rapé fresco hecho a la brasa, con una espuma decorativa y unos trocitos de cebolla asada, estaba realmente bueno, quizás algo crudo por dentro. Siguiendo con la tónica de toda la comida de La Ontina, un trocito pequeñito.

Restaurante La Ontina Zaragoza

(foto: rape a la brasa)

Vino : nos apetece un cava, como no hay del cava de Aragón que me gusta a mi, pido un ” Cava Non Plus Ultra“, muy bueno, sólo una pega, no estaba lo suficientemente frío, le sobraban dos o tres grados de temperatura, no obstante al estar servido en una buena cubitera a los pocos minutos alcanzó la temperatura correcta.

Postre 1, cilindro de naranja, un original postre a la par que bueno, consiste en un cilindro azucarado relleno de una base de helado de limón sobre el cual se encuentra una crema de mango, adornado todo ello de unos cortes de manzana verde.

Restaurante La Ontina Zaragoza

(foto: postre, cilindro de naranja con crema de limón)

Postre2, me apetece queso, selecciono un queso manchego y le pregunto a la camarera si es sólo o lleva algo más, me indica que son unos cortes de queso, sin nada más, le solicito que me apetece queso pero acompañado de unos trocitos de membrillo, si puede ser, si no pediría otro postre distinto. No me defrauda el restaurante La Ontina en este particular, la camarera me trae un trocito de pizarra sobre la cual había unos generosos cortes de queso manchego, y otra pizarra donde se encontraban los correspondientes de carne de membrillo… excelente, combinación ideal, gracias.

Restaurante La Ontina Zaragoza

(foto: postre, queso manchego con carne de membrillo)

En resumen: Material de primera, servicio de primera, muy buena cocina, un lugar ideal para una comida o cena tranquila, sin prisas, un capricho, pero eso si, muy caro para la poca cantidad de las comandas. Por todo lo cual recomendado para una celebración donde lo más importante sea la elegancia y la exquisited en todo momento, dejando en segundo plano la abundancia, teniendo claro que vamos a gastarnos a partir de 60 euros por persona, lo dicho, un capricho.

Nota de recomendación: después de haber seleccionado los platos y habérselo indicado al metre nos dimos cuenta que había otra carta al lado con un “menú gastronómico”, por importe de 64 euros + iva por persona, que incluína numerosos platos. Seguramente habría sido mejor opción, eso si, algo más cara, habría que sumarle el vino que no está incluído. Tenerlo en cuenta.

Restaurante La Ontina - GRAN HOTEL Zaragoza.

Si usted ha estado en este restaurante puede añadir los comentarios y opinones que desee para indicar al resto de clientes como ha sido su experiencia. Gracias.

  • Dirección: Costa, 5
  • C.P.: 50001
  • Población: Zaragoza
  • Tipo de Cocina: Cocina moderna a la carta
  • Observaciones: Restaurante “La Ontina“. Almuerzos y Cenas

Localizar el Restaurante La Ontina en Google Maps.
Restaurante la Ontina Zaragoza