Parece que las ofertas en restaurantes, en malos tiempos, son una buena opción para todo el mundo, los restaurantes llenan mesas y les compensa aún con un menor beneficio, los clientes pueden salir a cenar paliando algo los remordimientos y las empresas que gestionan las ofertas ganan sus buenos euros.

Ofertas restaurantes Zaragoza

Es curioso el modelo de negocio de las web de ofertas, como por ejemplo www.ofertaszaragoza.es groupalia, groupon, offerum, … y seguramente alguna más que no conoceré. Se trata, básicamente, de que las empresas, como puede ser un restaurante, un hotel, un centro de masajes, o cualquier cosa que se nos ocurra, llamémosla R, llega un acuerdo con la empresa de ofertas O de forma que esta última presenta la oferta en Internet, con la condición de que sólo si la compran un número predeterminado de personas n la oferta se ejecuta (el número n lo determina la empresa R). Dicho de otra forma:

  1. La empresa R llega a un acuerdo con O para presentar una oferta.
  2. O muestra la oferta en Internet, a través de su web.
  3. Los clientes ven la oferta, si les interesan la compran: introducen sus datos personales en la web de O y su número de tarjeta de crédito, pero no se les carga nada de momento en la tarjeta.
  4. Pasado el límite de tiempo que tienen los clientes para comprar la oferta (suele ser de uno a tres días), si se ha alcanzado el número n pactado inicialmente se les cobra a los clientes el importe indicado en la oferta (a través de la tarjeta de crédito) y se les envía por email y a través de la web O un vale para que puedan ir a la empresa R a disfrutar del producto/servicio que han comprado.
  5. La empresa R dispone de un listado con los clientes y los número de vale que han comprado para validar que el cliente que va ha pagado previamente, que no va dos veces, etc…
  6. La empresa O paga a la empresa R el importe pactado por cada servicio que desarrolla.

Un dato interesante es ¿cuanto gana la empresa O por cada servicio que vende de R?, no se exactamente si las empresas lo negocian, si depende del volumen de compras, si es un importe fijo o variable, si depende del precio, etc… supongo que un poco de todo, pero conozco un dato de primera mano, a un restaurante, cuyo nombre no voy a desvelar, y cuya oferta no compré por imposibilidad material de tiempo, la empresa O se quedó con 5 euros con cada venta, estas costaban unos 50 euros. Estamos hablando del 10%.

Otro aspecto a tener en cuenta ¿están inflados los precios para simular un mayor descuento?, también se que algunos sí, y otros no, por lo cual hay que preguntarse fríamente antes de comprar la oferta ¿realmente por ese precio me parece interesante?, en mucho casos sí, pero quizás otros no tanto. Tener en cuenta que algunas ofertas en restaurantes sí que incluyen el 100% de lo que tenemos que consumir pero en otros casos no, por ejemplo nos pueden ofrecer un chuletón por un precio determinado, nos puede parecer intereante, y lo será, pero luego tenemos que pagar el vino, el agua, algún entrante, cafés, etc… hay que tenerlo en cuenta.

¿Esto de las ofertas funciona?, cuantitativamente, y según a quién, sin duda alguna, económicamente también es muy variable, pero seguramente sea desde el punto de vista publicitario desde donde tengan más interés para los restaurantes. La oferta hará “ruido en internet”, será vista por miles de personas, comprada por algunos y comentada por muchos. A Continuación muestro el ejemplo de la oferta que presentó La Ontina, que fue comprada en 3 días por más de 400 personas.

Ejemplo, Oferta La Ontina.

Recientemente el prestigioso restaurante La Ontina presento una de estas ofertas, y me llegó el eMail oportuno, me sorprendió sobremanera que un restaurante de este nivel entrase en este juego de ofertas, creía yo que relegadas a restaurantes emergentes, leí detenidamente esta oferta y me pareció excelente, había tres días para comprarla, pero no demoré el asunto y la compré inmediatamente.

En esta oferta por 25 Euros la Ontina nos ofrecía un menú degustación con todo incluido, platos, agua, vino e incluso cafés, y además para cualquier día de la semana, comida o cena, pudiéndola disfrutar hasta el 30 de noviembre.  Recuerdo la última visita que hice a este excelente restaurante, La Ontina, que nos costó, a la carta, 62 euros por persona.

Puesto que ahora tengo el tiempo extremadamente limitado, no dudé en escaparme a comer el primer día que tuve oportunidad. Andando en 10 minutos ya estaba en la puerta. Previamente llamé por teléfono para hacer la reserva, perro viejo que es uno en asuntos de reservas en restaurantes, hice mi reserva telefónica sin indicar que iba a disfrutar de una de estas ofertas, y una vez confirmada la reserva, disponibilidad, etc, indiqué el tema de la oferta. Seguro que hubiera dado igual, en este caso, con un restaurante de esta seriedad, pero quizás este truco nos pueda servir en otros restaurantes que nos indiquen un “lo siento no hay mesa” si es un día comprometido, para así llenar las mesas de cartas en lugar de ofertas, lógicamente las ofertas mejor otros días en los cuales el trabajo escasea (en algunas ofertas indican que algunas fechas no son posibles, comprensible).

Una vez en el restaurante me pidieron el vale, que había impreso y llevaba en el bolsillo, comprobando mi nombre y el número de referencia indicado en este, validándolo y marcándolo como “disfrutado” en su listado.

A partir de este momento… la gloria, un servicio de mesas difícil de superar y unos platos excelentes, el ambiente del local el de siempre, elegancia, serenidad, tranquilidad y comodidad. El lujo del restaurante La Ontina por 25 euros.

Encontré algunas diferencias con una comida a la carta, como que no pasaran el recoge migas, y algunas discrepancias también entre el menú que indicaba la oferta y el que tomamos, pero insignificantes, que no enturbiaron nuestro disfrute, como el hecho de que el vino no era el mismo que indicaban, pero que yo particularmente agradecí probando otro vino menos común en nuestras latitudes.

No me extenderé en el desarrollo de la comida, no este el objetivo de este artículo,  sólo indicar que excelente, al nivel que acostumbra la Ontina, se me hace la boca agua de recordar el impresionante arroz meloso con berberechos, perfecto punto de arroz,  mezclado con morralla y crema con un punto picante… un deleite.

Y además, por si fuera poco, al finalizar nuestra comida, pedí un oporto, indicando “lógicamente lo pagaré puesto que no está en la oferta“, me lo sacaron y me indicaron que era invitación de la casa, muchas gracias. Charrador que es uno, entablé una conversación con el camarero sobre la importancia en el servicio de disponer una buena bodega y la dificultad que encuentro en muchos restaurantes para tomar un buen vino de postre (salvo el archiconocido PX) como un oporto. En esta tesitura me indicó el camarero que tienen uno muy bueno, y poco conocido, el Tokaji, un vino Húngaro. Fijénse ustedes lo que es un auténtico profesional que el camarero fue al ordenador buscó en la Wikipedia información de este vino, y me la imprimió para que lo conozca. Y además, nos invitó a probarlo, mil gracias de nuevo. Esto es lo que define un buen servicio en un restaurante, la calidad de su personal de sala, apasionados por su trabajo, interesados por los productos de su cocina y de su bodega, por las novedades y por las costumbres, por las inquietudes de sus clientes en definitiva.  Sólo un auténtico profesional muestra este interés y se embebe en el asunto como este lo hizo. Un placer. Ah, por cierto, para los mal pensados, ni yo conocía al camarero ni él a mi, y tampoco le mencioné que era un despiadado crítico gastronómico  (o criticón gastronómico como me dice con cariño algún que otro cocinero).

A veces una imagen vale más que mil palabras, así fue nuestra visita a la Ontina, disfrutando de su oferta:

Ofertas restaurantes Zaragoza

Ofertas restaurantes Zaragoza

Ofertas restaurantes Zaragoza

Ofertas restaurantes Zaragoza

Ofertas restaurantes Zaragoza

Ofertas restaurantes Zaragoza

Ofertas restaurantes Zaragoza

Ofertas restaurantes Zaragoza

Ofertas restaurantes Zaragoza

Ofertas restaurantes Zaragoza

Ofertas restaurantes Zaragoza

Ofertas restaurantes Zaragoza