Restaurante el Trasgo , Zaragoza, mayo 2010

Nuestra valoración: 4 cachirulos de 5 posibles, restaurante muy recomendable

  • Dirección del restaurante: Pamplona Escudero 28, Zaragoza.
  • Tipo de cocina: Vanguardia, Sidrería, Asturiana.
  • Fecha de la visita: mayo 2010

>>Ver última visita al restaurante el Trasgo, Zaragoza

Restaurante El Trasgo, o Sidrería el Trasgo, o centro Asturiano en Zaragoza. Todos estos son los nombres de este singular restaurante. Por su nombre “sidrería” nos sugiere los típicos menús de tortilla de bacalao, chuletón, etc… por su geo-apellido “Asturiano“, nos evoca esas fabadas Asturianas que quitan el hipo, y la potente cocina clásica de esas latitudes digna de buenas siestas (recuerdo ahora mi visita hace ya varios años a Lastres, ese bonito pueblo pesquero donde para comer nos dejaban en la mesa el “caldero” para que nos sirviéramos nosotros mismos las judías con almejas o el marmitaco,…. ahora renombrado vía televisiva gracias a la serie “Doctor Mateo”). Pero es “el Trasgo“, ese ser juguetón y travieso, el que nos muestra una cocina diferente, moderna, provocadora y desde luego poco usual.

Restaurante Trasgo Zaragoza

Encontramos pues, en este restaurante, tres visiones diferenciadas de la cocina: la sidrería, la cocina clásica asturiana, y una cocina moderna con respeto al producto.

No es habitual encontrar esta diversidad de platos en ningún restaurante, y no deja de ser chocante estar comiendo atún rojo con Lemon Glass y brotes de espárragos mientras en la mesa de al lado están “metiéndose” un chuletón a la piedra, saliendo, además, satisfechos todos. Esto requiere un gran esfuerzo tanto en cocina como en sala para organizar el variopinto escenario que nos rodea.

El restaurante el Trasgo, nos sorprenderá, al menos eso me ocurrió a mi, principalmente porque esperaba una sidrería, con además platos clásicos asturianos, todo ello basado en mercado, pero por contra me encontré, además de eso, un Chef enamorado de su trabajo, involucrado con las nuevas tendencias y tecnologías culinarias, perfecto conocedor del panorama gastronómico contemporáneo y a la vez sensato conocedor de los gustos en nuestra ciudad, Zaragoza, donde hay que luchar muchas veces contra viento y marea para sacar adelante un negocio, y más un restaurante.

El local del restaurante el Trasgo.

Recordaba el local en mi memoria de una cata de sidra a la que asistí en este restaurante y mi sorpresa fue mayúscula, ha cambiado mucho, de aquel salón muy sencillo, apenas decorado, a un salón remozado, decorado y actualizado, con algunos motivos Asturianos, todo ello muy límpio.

Restaurante Trasgo Zaragoza

El trasgo goza además de una extensa oferta de tapas y raciones en la estancia inicial, un bar, con una generosa muestra de estas en la barra y algunas mesas altas para estar más cómodos.

Una puerta de cristal nos da paso al salón como tal, donde encontramos algunas mesas dedos comensales, varias de cuatro y otras largas de grupos. Nada más entrar, a mano izquierda, una mesa de corte de jamón, con cuchillos de porcelana, donde descansan dos jamones ibéricos de bellota preparados para el corte.

Restaurante Trasgo Zaragoza

Tonos tierra en paredes y suelos que junto a la abundancia de madera crean un ambiente cálido, cercano, amable, acogedor, donde nos sentimos cómodos. Las mesas y las sillas sólidas y cómodas, también bancos corridos para los grupos, que para cenas informales acercan a las personas, crearán grupo y colaborarán al distendimiento de los clientes, pero que para las cenas de parejas pueden no ser del agrado de todo el mundo al carecer de respaldos.

Restaurante Trasgo Zaragoza

El servicio.

Abundante personal de servicio. Nos atendió el jefe de sala muy profesionalmente, presentándonos notablemente los platos, su composición y la forma de abordarlos. Nos llamó también la atención la calidad del menaje en cuanto a cubiertos y vajilla, de elevada calidad y muy límpia. Como odio cuando en un restaurante me sacan una copa sucia, o rayada, o con olores del lavavajillas, que enturbia la vista o el olfato. Y cuanto me gusta cuando me sacan copas de vino impolutas y aromáticamente neutras, como en este caso.

Al terminar la cena, otro detalle de excelente servicio, nos sacaron unas toallitas húmedas para lavarnos las manos, de tela pero de un sólo uso. Todo un detalle que se agradece.

Restaurante Trasgo Zaragoza

La carta de vinos.

Buena carta de vinos, tanto en lo que se refiere a cantidad, calidad y precios. Fácil de tratar, ordenada por tipos de vinos e incluso con colores distintos en sus páginas según su tipología, subordenada también por D.O. Generoso espectro, desde vinos internacionales hasta vinos de la tierra de Aragón, pasando por las D.O de Aragón y muchas otras del resto de España, abundancia de Riojas. También cava de Aragón y Champagne.

Precios para todos los gustos, con vinos desde los 9 euros hasta los 180 euros de un Vega Sicilia Único. Los precios de los vinos dentro de lo habitual.

La carta.

El restaurante el trasgo, como indicaba al comienzo, es polimórfico en su esencia, presentando tres rasgos principales, la sidrería, la cocina asturiana, y la cocina de vanguardia. Es todo un mérito por parte de sus responsables mantener esta variedad y salir victoriosos, puesto que require, además de una gran despensa, una preparación y ordenación muy rigurosa en cocina para poder dar servicio a la carta de este vasto abanico.

Podemos ir a comernos un chuletón a la piedra, o una fabada Asturiana, o un rodaballo al horno, o unas borrajas en tempura, o colmenillas con foie, o un jamón 5j, … y un sin fin de productos… basados en mercado y tradición adaptada. O si lo deseamos podemos decantarnos por su cocina de vanguardia, bien con los menús degustación para cenar de domingo a jueves, o bien todos los días a la carta.

Nosotros tomamos el menú degustación de cena, que por 30 euros por persona, más bodega, nos ofrece 7 platos (dos de ellos postres), de excelente calidad y cantidad más que suficiente. De forma que incluso los que ya hemos pasado de la tableta de chocolate al “caldero“nos vamos muy satisfechos.

El vino que tomamos en el restaurante El Trasgo.

Nos recomendaron el Artadi, un vino tinto joven, de maceración carbónica, muy correcto y agradable compañero de mesa, adecuado maridador de este menú degustación gracias a su polivalencia y redondez. El vino estaba en perfectas condiciones tanto de conservación como de temperatura. Quizás el único pero, por hace la puñeta, es el cierre de rosca, que incluso para un vino joven puede causarnos algún inconveniente de conservación. Yo soy más partidario de los corchos, cuanto más naturales mejor, aunque una vez descartado el corcho natural (por coste para un vino joven), quizás pueda ser mejor opción la rosca que el corcho sintético básico.

Restaurante Trasgo Zaragoza

De detalle, invitación de la casa, un vino de postre, un Moscato, servido frío, una ideal compañía en el postre.

Restaurante Trasgo Zaragoza

El precio del restaurante el Trasgo.

Muy buena relación calidad precio en nuestro menú degustación, el precio de la cena fue de 75 euros para dos personas, con 7 platos y vino, a 37,5 euros por persona. Con platos vanguardistas, exquisitos productos, notables puntos de cocina y cantidad más que suficientes.

Restaurante El Trasgo, Zaragoza

Comimos en el restaurante el Trasgo.

El menú degustación de noche (de domingo a jueves), con 7 platos (dos de ellos postres, aunque al final cambiamos a un sólo postre porque estábamos saciados), bodega no incluida, por 30 euros por persona (iva incluido).

Gazpacho de Fresas, con boquerón y fresas frescas: toda una sorpresa, cortes de fresas liofilizadas descansando sobre un generoso gazpacho de fresa, donde en el fondo, descansa a modo de sorpresa, un boquerón, genial mezcla de sabores y texturas, muy recurrente, excelente comienzo. (La liofilización es una técnica para extraer el 98% del agua de los alimentos mediante el vacío, manteniendo intactas prácticamente todas las características iniciales, excepto la textura, conservando además una presentación visual mucho más atractiva que el habitual proceso de deshidratación).

Restaurante el Trasgo, Zaragoza

Lomo de atún rojo, ligeramente marcado con espuma de Lemon Grass acompañado con salsa de ostras y de soja. El atún rojo es un artículo de lujo, muy codiciado en Japón, de donde importan gran cantidad de las capturas de nuestras costas. Su pesca actualmente está muy controlada por los pocos ejemplares existentes hoy en día. Una carne roja de excelente sabor, ligeramente marcada, bañada con espuma de Lemon Grass (hierba aromática que sabe a limón). Acompañan el plato dos salsas, voluntarias, una de ostras y otra de soja. Un plato muy acertado.

Restaurante el Trasgo, Zaragoza

Canelones Mozárabes, rellenos de espinacas en crocanter de piñones, acompañados de raviolis de guisantes con piel de tocino y crema de menta. Presentado sobre bandeja de pizarra, un plato algo más complicado, no válido para todos los gustos. Las espinacas y el pimentón dulce contrastan con el sabor muy intenso del tocino ibérico.

Restaurante el Trasgo, Zaragoza

Arroz Prohibido, con hongos, escalopa de foie fresco y salsa de ostras. Un plato muy acertado, el arroz negro (negro de origen, sin nada artificial), que requiere una larga cocción, con hongos (boletus) y abundante foie. Un plato en tres texturas copioso y redondo. Muy recomendable.

Restaurante el Trasgo, Zaragoza

Flan de carrillera de Ibérico, con huevo escalfado a la trufa y habitas a la brasa. A estas alturas ya casi no podíamos más, y de nuevo un generoso plato, que no pudimos terminar ,guardando así algo de apetito para los postres. De nuevo una excelente presentación, apuntillada por un delicado punto de cocina, con abundantes elementos y más que adecuada calidad de los productos. Los cortes de trufa sobre el huevo escalfado nos hacen sonreír y disfrutar. Al abrir el flan descubrimos la carrillera, muy abundante. Todo ello acompañado por unas habitas a la brasa. Otro plato muy recomendable.

Restaurante el Trasgo, Zaragoza

Aquí toca cambio de tercio: los postres. Con cinco toros lidiados, y 3/4 partes de la botella de vino, más algún que otro vaso de agua… ya no podíamos mucho más, por lo que cambiamos los dos postres restantes por uno sólo a compartir, y nos recomiendan otro alternativo… a por el vamos.

Restaurante Trasgo Zaragoza

Cilindros de melón braseados, con techo de helado de foie. En su defensa trocitos de fruta liofilizada y pétalos de rosa. En el centro, a modo de chimenea, un vaso sobre el que se vierte crema de fresas que genera una reacción química que desprende una densa nube que envuelve el plato, haciendo “gorgoritos” que bañan las frutas, las rehidratan y texturizan de nuevo, un postre muy divertido a la par que rico y nuevamente más copioso de lo esperado.

Restaurante el Trasgo, Zaragoza

Opinión sobre el restaurante El Trasgo, Zaragoza.

En el restaurante el Trasgo, o sidrería el Trasgo, o centro Asturiano de Zaragoza, que de todas estas formas es llamado, encontramos tres tipos de cocina, la típica sidrería, la cocina clásica Asturiana y la cocina de vanguardia. En nuestra visita probamos esta última, aunque vimos como otros comensales disfrutaban de las otras. El local que nos recoge está bien decorado y está muy limpio, quizás los bancos corridos sin respaldos pueden ser el único “pero” a este. El servicio fue rápido y atento. Pero la principal virtud la encontramos en sus platos, originales, muy buenos, suficientemente copiosos y con un precio comedido. Disfrutamos de una cocina diferente y elitista por un módico precio y en un ambiente cómodo. Nuestra opción fue el menú degustación de noches (sólo de domingo a viernes), donde por un precio total de 35 euros por persona nos incluían 7 platos , 2 de ellos postres. La carta de vinos es manifiestamente suficiente, incluyendo vinos internacionales, abundantes de nuestra tierra y también de otros puntos de España, sin abusar en los precios. En definitiva es un restaurante al que volvería sin dudarlo, considerándolo desde mi punto de vista un restaurante muy recomendable.

Tags: , ,

2 Responses to “Restaurante el Trasgo , Zaragoza, mayo 2010”

  1. mario Says:

    Excelente hallazgo fui recomendado y me encanto ambiente muy dinamico servicio correctisimo y unas manos y un mimo en la cocina estupendo graciias un saludo

  2. Mario Says:

    Ya tenía ganas de ir me habían hablado un montón de veces soy de Barcelona y por mi trabajo viajo bastante he ido hoy y cual a sido nuestra sorpresa un menú nuevo todo con trufas alucinante hemos disfrutado de lo lindo gracias ya hacia días que no me pasaba los dos mi compañero y yo hemos coincidido en todo

    Gracias

Leave a Reply