• Dirección del restaurante: Calle Valle de Broto 4, Zaragoza.
  • Tipo de cocina: mercado.
  • Precio: menú día unos 9 euros (comidas), menú-carta precio cerrado de 22 euros.
  • Fecha de la visita: junio 2011.

Importante: Este restaurante ha cambiado de propietario y cocina. El presente artículo hace referencia a la cocina anterior (año 2011), por lo que puede no coincidir con la cocina y servicios actuales, tengalo en cuenta.

El restaurante Asador Broto nació  a comienzos del 2010, en las fechas de la visita contaba aproximadamente con un año y medio de vida, lo que podríamos calificar de más o menos nuevo.

Aparece en una coyuntura complicada, y quizás sea por ello su buenísima relación calidad precio, presentando un menú-carta por 22 euros (iva incluido) con primero, segundo y postre a elegir de entre todos los platos de la carta, incluye además el vino, un precio cerrado de verdad, sin ningún truco, por 22 euros exactamente comemos o cenamos “de cine”.

Restaurante Asador Broto, Zaragoza

Está localizado en la margen izquierda, en la calle valle de Broto número 4, Zaragoza, (al lado del parque de bomberos), no es una zona donde proliferen los restaurantes, más bien podríamos decir que hay pocos.

Cuando lo vi su nombre me hizo pensar en carnes a la brasa o asados de horno, de hecho cuando lo visité llevaba en mente meterme un chuletón, entrecot, solomillo, o similar, sin embargo cuando leí la carta mis pensamientos se adaptaron al terreno y vi que no iban por allí los tiros, sino más bien platos basados en mercado pero con una cierta elaboración de cocina.

El salón de restaurante Asador Broto.

El restaurante visto por fuera no promete demasiado, una vez dentro nos encontramos en un bar, donde unas escaleras a la derecha nos ascienden al salón: este es sencillo, en una primera planta sin ascensor. Las escaleras siempre son un problema por múltiples factores, personas con movilidad reducida, carros de niños, etc…  El salón en sí es funcional, pero sin “estrujar” el espacio, nos encontramos muy cómodos, con buena luz y espaciados. Las mesas vestidas con mantel blanco sobre el que reposan pasillos de celulosa, más que suficiente para el precio que se paga. Mesas y sillas “recias”, cómodas y suficientemente amplias.

Restaurante Asador Broto, Zaragoza

El servicio.

En el restaurante asador Broto nos atienden con cercanía, sin parafernalias ni rimbombeces, trato de tú a tú, fácil y directo. Fue muy diligente, apenas esperamos entre platos, aunque hay que decir que el salón estaría al 50%. Atendieron todas nuestras dudas a la hora de elaborar la comanda sobre todo porque por 22 euros no entendíamos que pudiéramos pedir cualquier plato de la carta, un primero y un segundo para cada uno, y nos explicaron que prefieren trabajar mucho y ganar poco que trabajar poco y ganar mucho, buena filosofía, sobre todo en los tiempos que corren.

Otro detalle de servicio es que los domingos de 3 a 5 de la tarde disponen de una “entretenedora” de niños, me explico: cuando nos íbamos al salir vinos una mesa grande con una chica y 5 ó 6 niños haciendo actividades (pintando, con puzles, etc.) y como broma le dije a la camarera “tenéis hasta guardería“, a lo que me respondió ante mi perplejidad que sí, que los domingos contratan a una chica para que juegue ese par de horas con los niños para que los padres puedan disfrutar de una copa con su “charrada” tranquilamente en la sobremesa, sin duda una oferta plausible y por desgracia que se ve muy poco en los restaurantes, al menos en los de Zaragoza.

Los vinos.

No disponen de carta de vinos como tal, con la carta cerrada entran 4 ó 5 vinos para elegir uno de ellos, son vinos “un poco de todo“, en el sentido de que están los típicos comerciales y luego alguno menos conocido si queremos probar cosas nuevas. Creo recordar que al menos 2 ó 3 son de Aragón, un 50% que ya nos gustaría que todos restaurantes tuvieran este ratio, pero por desgracia no disponen de cava de Aragón, sino cavas más comerciales para las típicas ocasiones de cumpleaños etc.

El vino que tomamos.

Tomamos el Albat Elit roble 2007, que se comportó perfectamente en su categoría, suficientemente redondo y acabado, sin grandes problemas, un vino fácil de beber. Si bien es verdad que los platos bien merecen un vino algo superior, que los tienen, puesto que vi un armario de vinos y algunos vinos expuestos de mayor categoría, desconozco su precio, pero me atrevo a predecir que visto el ajustadísimo precio del menú-carta los precios de los vinos serán también “amables”. Por ejemplo vi expuesto un Absum (de la misma bodega) que sin duda hubiera hecho un mejor papel, aunque repito que este en su precio está muy bien.

Restaurante Asador Broto, Zaragoza

La carta y precios.

El restaurante asador broto dispone de dos opciones en las comidas, un menú del día (sólo comidas) por unos 9 euros, y el menú-carta, por 22 euros iva incluido, que incluye un aperitivo, un primero, un segundo y el vino, precio final cerrado, sin incrementos inesperados. Con el menú-carta podemos elegir entre cualquiera de los entrantes de la carta, nueve posibles, con una variedad más que suficiente (ensaladas, risotto, alcachofas, milhojas de mousse, … ), igualmente podemos seleccionar el segundo plato de entre ocho segundos también variados (pescados, carnes, asado, confit de pato, …), para el postre ponen a nuestra disposición seis opciones como el “homenaje de chocolate”, surtido de helados, etc. En definitiva podemos afirmar que la carta, sin ser muy extensa, es lo suficientemente variada como para acertar en los gustos de todo el mundo.

Comimos en el Asador Broto.

Tomamos el menú-carta, por 22 euros iva incluido que incluye un aperitivo, un entrante, un segundo, el postre y el vino.

El aperitivo: sepia almendrada con gazpacho transparente, un aperitivo divertido al mismo tiempo que muy rico, contraste de texturas entre la sepia y la almendra, anecdótico el vaso de gazpacho transparente, a la vista no lo parecía pero el sabor era totalmente de gazpacho.

Restaurante Asador Broto, Zaragoza

Milhojas de mousse de oca con manzana y queso de cabra caramelizado. Un plato buenísimo, copioso y muy bien presentado. Distantes sabores se mezclan creando sensaciones nuevas e intensas en el paladar, al mismo tiempo que su conjunción en plato nos permite disfrutarlo “a nuestro aire”. Muy  bueno.

Restaurante Asador Broto, Zaragoza

Alcachofas fritas con virutas de jamón. Unas tiernísimas alcachofas con una leve tempura sobre las que posan las virutas de jamón pasadas por sartén. También un plato muy copioso y muy bueno.

Restaurante Asador Broto, Zaragoza

Lomo de rodaballo con salteado de ajetes y jamón. Un rodaballo de muy buena calidad, de cantidad abundante, muy bien presentado en superposición y acompañado de unas almejas y jamón con verdura. Muy bueno.

Restaurante Asador Broto, Zaragoza

Paletilla de ternasco confitada a baja temperatura y rustida al horno. Un ternasco de Aragón buenísimo, y magistralmente ejecutado. Muy recomendable.

Restaurante Asador Broto, Zaragoza

Postres: Llegados a este punto estábamos completamente saturados así que elegimos sorbete para rebajar, sin duda hubiera sido mejor opción algunas de las otras posibilidades del menú como el “homenaje al chocolate”, pero si lo subiésemos pedido también hubiéramos necesitado una buena siesta, cosa que por desgracia no podíamos hacer, así que decidimos pedir sorbete para bajar un poco la copiosa comida.

Restaurante Asador Broto, Zaragoza

Resumen y opinión del restaurante Asador Broto.

Alejado del centro, en la calle Broto, es un restaurante de una muy buena relación calidad precio, donde no tenemos que buscar lujos en salones ni en servicios sino una muy buena comida por un módico precio con un trato familiar. No dispone de carta al uso sino de un menú-carta donde por un precio cerrado de 22 euros tenemos un aperitivo, un primero, un segundo, el postre y el vino, precio final sin sorpresas. Un muy buen precio para la calidad que ofrecen. Tener en cuenta que para subir al salón hay un tramo de escaleras sin ascensor. Los domingos disponen de una chica que “entretiene” a los niños de 15 a 17 horas para que los padres puedan tomar el café y la copa tranquilamente si lo desean en la sobremesa del restaurante. Un restaurante recomendable.