Todos los meses el restaurante Los Cabezudos organiza eventos gastronómicos en los cuales durante el desarrollo de una suculenta comida o cena un experto realiza una cata comentada de vinos de alto nivel.

El desarrollo de estas catas produce una sinergia dual, por un lado las bodegas promocionan vinos de alta gama, ofreciéndolos a precios accesibles (algunas botellas que se toman en estas catas pueden costar 30 ó 40 euros en vinoteca), y por otro lado los clientes disfrutan de una muy buena comida maridada con varios vinos “muy caros” por un módico precio, y además un experto de la propia bodega los comenta en vivo y en directo.

Cata Champagne Veuve Clicquot

Las catas suelen ser cenas, pero también puntualmente son comidas, y se llevan a cabo en los salones del restaurante Los Cabezudos o en el nuevo Café Meccano (perteneciente al grupo). El precio de las catas oscila entre los 50 y los 70 euros (una cena o comida de este nivel con estos vinos a la carta nos costaría seguramente el doble), lógicamente según el precio de los vinos. Las plazas son limitadas agotándose en algunos casos a las pocas horas de hacerse pública la cata.

Cata Champagne Veuve Clicquot

Esta cata que comento en este artículo era de Champagne, concretamente Veuve Clicquot, unos de los cinco mejores Champagnes del mundo y también de Ardbeg Islay considerado durante tres años consecutivos el mejor Whisky del mundo.

La hora del evento fueron las 15:00 horas, a la llegada al restaurante nos esperan con un vino y un aperitivo (croquetas de marisco en este caso), para hacer hora hasta que llega todo el mundo y da comienzo la cata, el personal está asignado ya a una mesa, supongo que por grupos de amigos, edad, etc, esto me parece una muy buena idea para ahorrarnos los típicos paseos de “pato mareado” intentando buscar donde sentarnos, mesas de 4, 6 y 8 personas.

Una vez sentados, mientras degustamos el aperitivo de la comida, un gazpacho de cereza  y croquetas, el enólogo Xavier Monclús responsable de conducir el evento comienza centrando la cata en la definición de la bodega, su localización geográfica, tipos de vinos, historia, y resumen general de los vinos a catar, en este caso 4 Champagnes, dos blancos y dos rosados.

Cata Champagne Veuve Clicquot

Avanza explicando la forma óptima de consumo, cómo abrir la botella, de servirla en las copas, tipos de copas, de almacenarlo en la bodega, etc. También la forma de diferenciar un buen Champagne de uno mediocre, todo ello salpicado de humor, chistes y anécdotas que hace el desarrollo de la cata muy dinámico y divertido, a la par que muy educativo puesto que siempre se aprenden cosas nuevas escuchando a un experto de primer nivel. Tras la explicación de cada vino el enólogo se sienta de nuevo, disfrutamos del plato hasta el siguiente. Al finalizar lo mismo ocurre con el Whisky, lo explica y comenta, tengo que decir que no siendo amante de este destilado este me gustó, no tiene nada que ver a los habituales, muy rico también.

Estas comidas o cenas se alargan sobre unas 4 horas, se sale “bien servido” tanto en el aspecto líquido como en el sólido.

Los vinos de la comida, Champage Veuve Clicquot:

  • Veuve Clicquot Brut.
  • Veuve Clicquot Vintage Brut.
  • Veuve Clicquot Rosé.
  • Veuve Clicquot Vintage Rosé.

Los vinos Vintage (cosecha en Francés) son elaborados exclusivamente cuando hay una añada excepcional, para elaborar un vino sensacional, por ello en la etiqueta llevan la añada, 2002 en este caso, mientras que los “no Vintage” son realizados con vinos de varias cosechas para así no tener dependencia de la añada y por lo tanto de la meteorología y poder embotellar todos los años con la misma calidad. Se mezclan más de 150 vinos distintos para elaborar el cupage de estos Champagne a fin de lograr el equilibrio ideal.

Los rosados se elaboran por doble vinificación, meclando dos vinos ya finalizados, el mejor rosado y el mejor blanco, por ello su producción es más laboriosa que deriva en que su precio en el mercado también sea mayor. No en iguales proporciones sino en un 12%, un blanco perfumado al vino tinto.

Cata Champagne Veuve Clicquot

Los platos de la comida:

Aperitivo: Gazpacho de cerezas, croquetas Mini.

Cata Champagne Veuve Clicquot

Jamón de Guijuelo con tomatitos y aceite de oliva del Bajo Aragón:

Cata Champagne Veuve Clicquot

Sashimi de Atún Rojo y Salmón Noruego:

Cata Champagne Veuve Clicquot

Langostinos Vivos de Vinarós a la plancha:

Cata Champagne Veuve Clicquot

Solomillo de Buey salteado con setas silvestres y piquillos artesanos:

Cata Champagne Veuve Clicquot

Ostra grande y queso Ideazabal:

Cata Champagne Veuve Clicquot

Opinión:

Hay asíduos que afortunadamente para ellos pueden disfrutar de todas estas catas, no se pierden ni una, no es lo normal, por tiempo (son entre semana), o por economía, porque aunque la relación calidad-precio es sensacional no dejan de ser entre 50 y 70 euros por persona. Es un evento de un nivel social medio alto, más tirando a alto, en un ambiente muy elegante, tranquilo y distendido, donde la gente va con ganas de pasarlo bien, sin barullos, algunos en su propio grupo y otros dispuestos a charlar sobre gastronomía, vinos y resturantes con los vecinos de mesa, todo esto paralelamente desarrollado con una cata-formativa de vino, donde se aprenden cosas interesantes, y en una tercera vertiente tomamos una platos buenísimos todo por un módico precio. Sin duda es muy interesante y las recomiendo, yo volveré.