Nuestra valoración: 3 cachirulos de 5 posibles, restaurante recomendable(Restaurante Recomendable)

  • Dirección del restaurante: C/ Arzobispo Doménech 4, Zaragoza.
  • Tipo de cocina:Clásica, cocina de mercado.
  • Precio del restaurante: 15 euros (primero, segundo, postre,  copa vino)
  • A tener en cuenta: parking gratuito para los clientes del restaurante

Estamos en plena cuesta de enero, luego vendrá febrero que también se las trae, además atosigados por la dichosa y milnombrada crisis. Son meses donde el que más y el que menos mira la cartera, se plantea sobre el devenir de su economía, el futuro de su trabajo y mira de reojo el de sus amigos y familiares.

Salir a comer o cenar es en muchos casos, en la mayoría, un acto social, un encuentro alrededor de una mesa donde además de disfrutar de las viandas, se charra y se establecen vínculos sociales y familiares como nuestra antropología observa.

Restaurante Ascot, Zaragoza

Así pues, como no vamos sólos, debemos de adecuar el precio de la mesa al nivel adquisitivo del grupo, o más exactamente al del menor poder adquisitivo, es por ello que en estos meses más que nunca se buscan los restaurantes de una buena relación calidad precio y además donde este último y crítico parámetro sea ajustado y más que más si la calidad es aceptable como encontramos en el restaurante Ascot, perteneciente al Hotel Husa Royal de Zaragoza, donde por 15 euros podemos cenar un sábado en el centro de Zaragoza.

El restaurante Ascot, Zaragoza.

Localizado en la calle Arzobispo Doménech número 4 de Zaragoza, en la planta baja del Hotel Husa Royal, al que pertenece. Decoración sobria,  clásica, maderas y moquetas en paredes. No es un restaurante de nuevo diseño ni  un “restaurarte“, sino funcional.
Dispone de una puerta directamente desde la calle, pero también se puede acceder a través de la cafetería del hotel, a la que se llega a mano izquierda de recepción.
Tiene un punto flaco en los baños, que aunque limpios, están en la planta sótano y es necesario bajar unas escaleras para acceder a los mismos, evidentemente un obstáculo de accesibilidad.

Restaurante Ascot, Zaragoza

Con respecto a la temperatura, en invierno que estuvimos nosotros, hacía bastante calor, lo comentamos al camarero y nos indicó que los radiadores estaban apagados pero que los tubos de la calefacción de todo el hotel pasa por el techo del restaurante y por ello hace tanta calor, yo me puse en mangas de camisa y estuve cómodo. Recomiendo en caso de ir al restaurante prever la posibilidad de quitarse la chaqueta, etc, y poder quedarse en mangas de camisa si es necesario para lograr nuestro adecuado punto de temperatura.

Restaurante Ascot, Zaragoza

El servicio.

El restaurante Ascot tiene un servicio práctico, correcto y de toda la vida, sin peloteos ni rollos por el estilo. Hacen bien su trabajo, no se nota que están, ni hay tiempos demasiado largos de espera, toman nota, traen los platos en tiempo y forma y no interfieren en absoluto, lo idóneo para un restaurante de estas características.

La carta del restaurante Ascot.

Sólo tienen un menú posible, no hay carta, en este se pueden elegir entre cinco primeros, cinco segundos y cinco postres, incluye también el pan y una copa de vino de la casa,  nos dejaron la botella de vino en la mesa, y aunque tomamos varias copas no engordó la cuenta, el contenido del menú está expuesto en su exterior por lo que podemos verlo antes de entrar, cosa que se agradece.

Los platos son de corte clásico, basados en mercado y cocina tradicional. Su volumen es más que suficiente, incluyo tuve problemas para terminarme el arroz por su contundencia y cantidad de “compañeros de viaje“.
Como podemos comprender por su precio no podemos pedir el mejor producto del mercado, pero bien tratado en cocina, como es el caso, realiza una honrosa labor en nuestra mesa y considerando el precio el resultado es satisfactorio.
Encontramos platos como Revuelto de Setas Trigueros y Gambas con picatostes, Cardo en salsa de almendras, timbal de ensalada con rulo de cabra, peras de melón al Oporto con virutas de jamón, cazuela de rape a la marinera, codillo guisado, entrecot de ternera a la parrilla, … de postres profiteroles con chocolate, arroz con leche, flan, helado, fruta, …

El vino.

Con el menú entra una copa del vino de la casa. Aunque sólo entra una copa en el precio, dejaron la botella de vino para que nos sirviéramos, no se si es una práctica habitual de la casa o no, tenerlo en cuenta.

Con respecto a la calidad del vino de la casa considero que deberían de seleccionar un vino un poco mejor, ya se que el precio es ajustado, pero un vino un poco mejor no supone demasiado al precio y a los que nos gusta el vino lo agradeceremos. Por ello, si en la mesa hay varios bebedores de vino recomendaría que pidiesen un vino de la carta, que con una botella de 10-12 euros mejoraremos sensiblemente nuestra mesa.

Restaurante Ascot, Zaragoza

La carta de vinos del restaurante Ascot.

Sorprende que para un único menú (aunque con quince platos elegir) haya una carta de vinos con unas 40 referencias, que incluye tintos, blancos, rosados, cavas y champagnes. Con una horquilla de precios desde 6,8 euros un “Villalta” hasta 79 euros una botella de “Möet Chandon“. Quizás algunos precios en la carta de vinos están un poco descompensados, pero podemos encontrar aceptables relaciones calidad precio como por ejemplo en un Coto de Hayas crianza por 12 euros.

El precio.

El restaurante Ascot tiene sólo un menú de 15 euros por persona con primero (a elegir entre cinco), segundo (a elegir entre cinco) y postre, también a elegir entre 5 posibles, incluye iva, pan, copa de vino y agua.  Este precio es “casi cerrado”, porque algunos platos de la carta incluyen un complemento (indicado en la carta), por ejemplo el entrecot incluye un suplemento de 2,95 euros, por lo que si tomamos entrecot el menú se nos pone en 15+2,95 euros=17,95 euros, iva incluido. El día de nuestra visita había sólo un primero con suplemento de un euro y dos segundos también con suplemento, pero en cualquier caso se puede cenar seguro por menos de 20 euros con cualquier plato de la carta.
Muy interesante también que incluye parking gratuito para los clientes del restaurante, que estando tan céntrico también se agradece.

Lo que comimos en el restaurante Ascot.

El menú cerrado de 15 euros por persona, con un incremento de 2,95 euros en el entrecot. Consta de aperitivo de la casa, primero, segundo y postre.

Aperitivo, invitación de la casa: canapés de salón y de queso: Dos canapés para cada uno, uno de salmón ahumado y otro de queso con tira de pimiento, se agradecen.

Restaurante Ascot, Zaragoza

Tostada de queso y salmón ahumado, con trigueros:  un primer plato no monótono y acertado, buena presentación, con acompañamiento de ensalada.

Restaurante Ascot, Zaragoza

Arroz caldoso con matanza y setas: un contundente primer plato de auténtico invierno ,para comedores, estaba muy bueno, sin escatimar los trozos de matanza y las setas. Muy acertado punto de cocina y temperatura de servicio.

Restaurante Ascot, Zaragoza

Entrecot a la parrilla con pimientos asados caseros: Lo pedí al punto y aunque en primera instancia creí que lo habían hecho demasiado no fue el caso, la corteza exterior estaba tostada pero el interior mantuvo el punto. Los pimientos

Restaurante Ascot, Zaragoza

Merluza con setas almejas y gambas: También un plato bien terminado, en cuanto a punto y presentación, sobre base de patatas.

Restaurante Ascot, Zaragoza

Helado de turrón: Un generoso corte de helado de turrón, muy bueno, que no pudimos terminarnos después de una copiosa comida.

Resumen y opinión del restaurante Ascot.

Es un restaurante que no engaña, es franco en el plato y en su precio, donde por entre 15 y 20 euros podemos comer o cenar cualquier día, incluso el sábado por la noche. Dispone de un único menú donde elegiremos un primero de entre cinco posibles, un segunto de entre otros cinco posibles y un postre de también entre cinco, incluye agua y una copa de vino, podemos mejorar el vino eligiendo otro de su carta de vinos de 40 referencias. El salón es clásico inglés, maderas y moqueta, sillas y mesas cómodas. El servicio es rápido y básico, nos toman la nota, nos sirven los platos y ya está, sin parafernalias. La ubicación del restaurante Ascot es muy buena si estamos cerca del centro, se localiza en la calle Arzobispo Domenech 4, Zaragoza, a 20 metros de la Gran Vía, cerca de la plaza Paraiso. Su carta es cocina tradicional de mercado, no hay que esperar ni más ni menos que comer bien por un buen precio y en el centro de Zaragoza, tener en cuenta que el parking es gratuito para los clientes del restaurante. En definitiva recomendable para una comida o cena con una buena relación calidad precio sin esperar ningún tipo de extravagancia en el plato.