Nuestra valoración: 3,5 cachirulos de 5 posibles, restaurante recomendable(3,5 cachirulos, restaurante recomendable)

  • Dirección del restaurante: C/ San Juan de la Peña, 131, Zaragoza
  • Teléfono de reservas:  976 525307
  • Tipo de Cocina: Asados, chuletones, rodaballo, horno de leña.
  • Precio: chuletón entre 30 y 35 euros.

Este viernes he estado en el restaurante Kiko, Zaragoza, metiendome un chuletón, buenísimo. Y es que me gusta todo lo bueno, como a todo hijo de vecino claro, mira este que listo, por ello me emociono con unas judías desestructuradas o con un milhojas de anchoa, así como soy tremendamente feliz llenando la panza con un fantástico chuletón de vaca vieja de Galicia a la brasa de carrasca, como ha sido el caso, bien regado con un impresionante vino reserva a perfecta temperatura y que marida “de lujo” con su compañero de andanzas.

Y soy así, glotón, y feliz de serlo, y descaradamente generoso en el plato y el vaso. La mesa nos ofrece felicidad, si somos capaces de recibirla, ¿y cómo se hace?, pues sencillamente valorando el momento como se merece, siendo conscientes del tiempo único que tenemos y lo que implica, dándonos cuenta de lo dichosos que somos por la felicidad que nos  reporta. Sí que fácil, pero, ¿y el dinero?, porque hay que pagar después, y eso ya no nos hace tan felices. Bueno, yo os puedo contar porque a mi no me ensombrece el momento esta característica intrínseca a todo lo que hacemos, el “vil metal“.

chuleton restaurante kiko, zaragoza

(foto real del chuletón hacíendolo en el restaurante Kiko)

El dinero, para mi, es sólo el medio para tener las cosas que me hacen más feliz, nada más. Así pués, si a mi me hace muy feliz gastarme, por ejemplo, 40 euros en una comida, eso es lo que valoro, si tengo 120 euros, puedo ser feliz tres veces, ¡que suerte!, y pienso, que mala suerte tienen a los que les gustan, por ejemplo, las motos, que se tienen que gastar, por ejemplo, 6000 euros en una moto, para empezar a tener momentos felices, mientras que yo, lo puedo ser ya… y por mucho menos precio.
Al final en la vida es cuestión de prioridades, gustos, y la capacidad de tener ideas  propias… a casi todo el mundo le gusta el fútbol, a mi me importa un rábano, sí, me siento raro muchas veces por ello, pero no me causa ningún desasosiego,… y pienso, el abono a la Romareda cuesta, no sé, 440 euros, bien!, con eso tengo 11 momentos felices. Tengo mucha suerte de que me guste el fútbol.

El salón del restaurante Kiko.

Este restaurante es ya conocido por todo el mundo, porque tiene los mejores asados de Zaragoza, ni más ni menos. El salón, sencillo, ha sido redecorado, añadiendo algunos cuadros, nuevo color, y sobre todo un diploma. Sí, merece la pena una nota especial por este motivo. Es un diploma del Consulado de Estados Unidos agradeciendo a este restaurante, a sus propietarios, Joaquín y Mari, el fabuloso asado que hacen con tanto cariño a los clientes y su trato familiar, exáctamente dice así:
Por su famoso asado y su entrañable trato familiar ofrecido a los miembros de la sección de atención a los ciudadanos estadounidenses del consulado general de EEUU en Barcelona”. Ahí es nada.

chuleton restaurante kiko, zaragoza

 

 chuleton restaurante kiko, zaragoza

El Chuletón del restaurante Kiko.

Es chuletón de vaca vieja de Galicia, con al menos 20 días de cámara para mejorar el curado de la carne. ¿Y eso de vaca vieja?. Pues que no es una ternera joven, hay que ver, que listo soy, sino una vaca ya con unos cuantos años a sus espaldas, o lomos, y cuyas carnes obtienen un sabor más intenso, con más grasa exterior, amarilla, que es la buena, y con grasa infiltrada entre la carne que le aporta una jugosidad muy superior a una ternera joven. Es una carne superior en sabor por todos estos motivos, y cuya crianza es más cara porque requiere de más tiempo. Y claro es, más cara también. Pero sin duda merece la pena. Yo particularmente me estoy volviendo un poco “tiquismiquis” con los chuletones. Ahora prefiero comer la mitad de chuletones pero que sean de vaca grande vieja, o mejor de buey si fuese posible por el precio, y porque no hay, que comer algún chuletón más pero de ternera joven cuyo sabor es sensiblemente inferior.

chuleton restaurante kiko, zaragoza

(Foto real del chuletón haciéndose en el restaurante Kiko)

chuleton restaurante kiko, zaragoza

El precio.

Relación calidad precio muy bien, 35 euros el kilo de chuletón, realmente estos chuletones de vaca grande pesan algo más de un kilo, porque el corte va entre costilla y costilla. Nosotros pedimos un chuletón que pesaría 1.2 Kg. y comimos perfectamente dos personas, así que la cuentas se pueden hacer más o menos así: 35 * 1.2 Kg = 42 Euros, para dos personas, osea 21 euros por persona el chuletón. Este viene con patatas asadas y pimientos asados, en el horno de leña. A esto hay que añadir el vino, que en restaurante Kiko es barato, que puede costarnos entre 14 y 18 euros, según el “morro” que tengamos, con un postre para compartir saldríamos así: 14 + 42 +5, para dos personas: 61 euros, unos 30 euros por persona, si además añadimos una ensalada para compartir nos iremos a 35 euros por persona.

La elaboración del chuletón.

Los chuletones del restaurante Kiko tienen ventaja, la brasa de leña de carrasca del horno. Justo debajo del horno donde se hacen los asados es donde se mete la leña para calentarlo, allí es donde se hacen los chuletones, con brasa de leña, que los impregna de un sabor y aroma totalmente distinto a una plancha y también superior a la brasa de carbón. Y además y por si fuera poco, las patatas asadas, que se hacen en la parte superior, donde los asados, son …. deliciosas, están inmersas de esa mezcla de suave asado y leña, si las probamos… nos engancharán.

 

chuleton restaurante kiko, zaragoza

(Foto real del chuletón haciéndose en el restaurante Kiko)

Los vinos.

Sin lugar a duda para un chuletón es preciso un vino tinto, con madera, vamos, un crianza al menos, y mejor que mejor un reserva, que si está equilibrado otorgará matices curbos al sabor después de cada bocado, nosotros tomamos un Marqués de Murrieta Reserva 2003, muy bueno.
Como ya he comentado en otras ocasiones en el restaurante Kiko los vinos son “sota, caballo y rey”, tiene pocos vinos, pero muy bien de precio y calidad. Podemos tomar un reserva por 18 euros perfectamente.

chuleton restaurante kiko, zaragoza

El servicio.

Yo me encuentro como en casa, que quiere que les diga, es un trato familiar y todo lo cercano que queramos, estuvimos cenando con los niños, dos años, y nos llevamos la cena de ellos de casa, nos la calentaron y tuvieron una paciencia y atención infinita con ellos, para mi perfecto.

Opinión sobre el chuletón en el restaurante Kiko.

El primer chuletón que me comí fue en una bodega de mi pueblo, unos cuantos metros debajo de tierra, hace ya, por desgracia, muchos años, con brasa de cepas de garnacha y maridado con recio y turbio vino tinto casero, elaborado en la propia bodega, y fue fantástico, y claro, me acostumbré a la leña, y la echo de menos, le otorga un “toque” que no se puede imitar de ningún modo. Y si además es una buena carne, curada, repleta de sabores, con grasa infiltrada, pues el resultado es totalmente de mi gusto. Así por entre 30 y 35 euros no podemos meter entre pecho y espalda un suculento chuletón con un buen vino. Desde mi punto de vista los chuletones del restaurante Kiko son cita obligada para los amantes de este “especial” plato.