Nuestra valoración: 3 cachirulos de 5 posibles, restaurante recomendable

  • Dirección del restaurante: Gavín, Huesca.
  • Fecha de la visita: abril  2014.
  • Precio medio: 30 euros persona.
  • Tipo de cocina: carnes del Valle de Tena.

Si dijera que el restaurante Casa Diego en Gavin tiene los mejores solomillos del Pirineo querría decir que los he probado en todos los restaurantes… y además en un plazo muy corto de tiempo, porque que hoy un restaurante tenga una muy buena carne puede cambiar mañana mismo, ya sabemos que algunos restaurantes han tenido que bajar la calidad de sus productos para sobrevivir.

los mejores solomillos del pirineo

No han bajado la calidad de sus carnes en Casa Diego, en Gavín. Si no son los mejores solomillos del pirineo que poco le faltará.

Gavín es un pueblo muy pequeño, que está a un kilómetro de Biescas, en el Valle de Tena, por la carretera que va hacia el Valle de Broto, dirección el Cotefablo, pero no hay problema está antes, desde Biescas se llega en 5 minutos.

El restaurante es muy sencillo, nada de lujos, bueno, eso según se mire, porque tener un asador de brasa de leña, nada de carbón, en el propio salón, cerrado para que no salga humo, y donde vemos como entran y salen las carnes… yo creo que es un lujo, ¿no les parece?.

la mejor carne del pirineo

Tomamos unos entremeses y unos caldos, todo casero y muy rico, y después carne, que es a lo que íbamos, unas costillas y un solomillo. Delicioso, con ese sabor tan característico que adquieren las carnes nobles cuando son acariciadas por una buena brasa y perfumadas por el humo de leña dura. El sabor es inconfundiblemente completo, poderoso y muy persistente, con matices ahumados y en su punto de sal, perfectamente ejecutado, jugoso por dentro y por fuera, terso en su exterior.

las mejores carnes del pirineo

El precio, pues el solomillo recuerdo que me costó 18 euros, en total nos gastamos algo más de 70 euros y comimos dos adultos y dos niños de cuatro años. El precio medio por persona adulta con un solomillo, o chuletón a compartir o costillas, y algún entrante a compartir de primero, postre y vino, pienso que saldrá sobre unos 30 euros persona.

Acostumbro, como en este caso, a hacer mi reserva por teléfono sin decir “ni mu”, comer, y después, si me ha gustado, considero oportuno y me apetece, hago algunas preguntas si el personal atiende, siempre sin decir que voy a escribir del restaurante, sencillamente me da vergüenza que piensen que soy el típico jeta que quiere que le inviten a los chupitos, que cutre,… nada de eso, un restaurante es un negocio del cual comen muchas personas, no lo olvidemos, no una ONG, aunque algunas, que también dan de comer, más parecen negocios que otra cosa, pero esta es otra guerra.
Bueno, después de este rollo, comentar que me informaron de que todas las carnes son del propio Valle de Tena, compradas en una carnicería local de Biescas, tanto el cordero como las terneras, y que los entremeses y el caldo que probamos también lo hacen ellos.

En resumen un buen restaurante recomendable para comer las auténticas carnes del Pirineo Aragonés, en este caso del Valle de Tena, seguro que me volveré a perder por allí.