Muy grata sorpresa la que me he llevado en el restaurante EntreSabores, Zaragoza. Me lo recomendaron, no iba “a ciegas”, pero tengo que ser sincero y reconocer que no me esperaba esta delicadeza en el paladar, el nombre del restaurante, Entre Sabores, atiende completamente a lo que allí sirven, gusto.

Restaurante Entre Sabores, Zaragoza

Además era una comida con compañeros de trabajo, de grupo, algo que, queramos o no , hace que perdamos la atención de lo importante en una mesa, que es la comida, pero tengo que decir que incluso en esta desfavorable tesitura la calidad de los platos logró que el protagonista en las conversaciones fuera el plato.

El salón de EntreSabores.

El salón del restaurante entresabores es sencillo, y pequeño, éramos un grupo de once personas y sólo quedaba una mesa libre.

Restaurante Entre Sabores, Zaragoza

La carta.

Para comer entre semanas hay un menú del día, que no he probado. Lo que tomamos es carta, pedimos todo raciones para compartir, platos para cada cuatro personas al centro. Los platos que tomamos eran de un evidente mimo en cocina, amables y muy elegantes en el paladar. Todos con un toque especial, deliciosos y algunos excelentes como el foie y el plato de oca, sin olvidarnos por supuesto del carpaccio de Kobe, todos…
Si bien los platos “salados” todos eran de “quitarse el sombrero”, sí que encontré un pequeño escalón en el postre, con luces y sombras, algo que por supuesto es anecdótico y totalmente secundario a tenor de lo bien que comimos en su generarlidad.

El Precio.

Los platos que a continuación indicaré, de carta, maridados con un Borsao joven, incluido café y postre nos costó 26 euros por persona, sin cortarnos “un pelo”, de forma que seguro se puede comer o cenar perfectamente a partir de 20 euros por persona.

Estos son los platos que tomamos (de carta):

Tomate rosa con burrata y aceite de albahaca:

Restaurante Entre Sabores, Zaragoza

Carpaccio de kobe con parmesano, rucula y mayonesa de soja:

Restaurante Entre Sabores, Zaragoza

Chipirones a la plancha con pimientos del padrón:

Restaurante Entre Sabores, Zaragoza

Huevo de oca con butifarra, foie y tartufina:

Restaurante Entre Sabores, Zaragoza

Dados de solomillo al ajillo con patatas paja:

Restaurante Entre Sabores, Zaragoza

Surtido de postres:

Restaurante Entre Sabores, Zaragoza

Vino Borsao.

Restaurante Entre Sabores, Zaragoza

Resumen y opinión del restaurante EntreSabores.

Es difícil adivinar, salvo que te lo cuenten, que ya no es adivinar claro, que se come tan bien en este restaurante, entresabores, además en el centro de Zaragoza, principalmente porque tiene más morfología de bar que de otra cosa, y porque no se ha publicitado en exceso en los medios ortodoxos, al menos que yo sepa.
Encontraremos un local sencillo pero una calidad excelente en sus platos y además por un precio muy muy cómodo, con producto de altísima calidad y un evidente gusto en la cocina, porque considero una premisa inviolable que quien crea, el cocinero, tenga un gusto delicado, porque sino ¿cómo sabe acertar en cada plato?, recordemos que la cocina es “en el momento”, en directo, las condiciones y el producto cambian constantemente, las matemáticas valen, pero más o menos.
Recomiendo visitar el restaurante entresabores para disfrutar, con tranquilidad, sin prisas.