Fecha de visita al Candolias: mayo 2018

El Candolias sí que es un gastro bar, pero sin pretenderlo, simplemente porque es un bar donde sus raciones y tapas son mejores que muchos platos de algunos restaurantes, sin darle más vueltas.

restaurantes-candolias-zaragoza-00004.jpg

Esto en sí mismo es un motivo suficiente para perdernos por allí, pero es que hay mucho más, porque la atención recibida es de lo “mejorcico”, y no nos quedamos ahí, porque por si fuera poco está en la zona “City” de Zaragoza, en la calle Zurita con la Plaza de los Sitios, ¿y qué?, pues que luego a dos pasos tenemos los mejores bares de copas, de nivel, de Zaragoza. Es lo que hay. 


¿Y qué podemos encontrar?, pues de todo: no es restaurante, por lo que no hay carta de platos, ni menús, pero siempre tienen varias elaboraciones del día que para los amantes del buen comer, como el que suscribe, hará que el momento sea extremadamente grato. Atención a las setas, el cocinero Carlos Ceperuelo, es experto en la materia y nos puede dar grandes alegrías. No hay que perderse el “Candolio“, para los amantes de los sabores exquisitos, y las carrilleras,  y más y más…

El precio, que siempre es un factor a la hora de ir o no a un restaurante, o bar, o lo que sea: lógicamente es variable, pero podemos comer o cenar de raciones o tapas entre 15 y 20 euros por persona, con calidad, y o olvidándonos de fritangas, saludable.

Por ejemplo hoy tenía arroz de pato, sin palabras, para llorar. Un sabor muy intenso pero equilibrado al mismo tiempo gracias, seguramente, a las verduras, en su punto y con una presentación que habla por si misma, en su cima un crujiente seguramente con la piel del pato. Brutal.

restaurantes-candolias-zaragoza-00003.jpg

Después hemos comido conejo guisado en salsa, de… cielo, porque también estaba delicioso.

restaurantes-candolias-zaragoza-00005.jpg

El único pero, es que no tienen un moscatel para después de comer, algo perdonable pero

En definitiva el Candolias es un rincón de Zaragoza que si no conocen bien merece una visita, y que todavía es un gran desconocido y gracias a ello es posible encontrar un hueco en la barra, pero esto dejará de ser así, al tiempo.