Sí, se puede. Comer sin perder el decoro en un restaurante en Zaragoza incluso con la limitación de tenerlo que hacer en una terraza, en otoño, invierno.

Prueba de ello es la Parrilla de Albarracín, donde múltiples veces he ido, y ahora otra vez más. Comimos en la terraza, una excelente opción en el centro de Zaragoza, al lado de una cálida estufa, y con la calidad de siempre. Probamos su excelente menú de temporada, de otoño en este caso, y todo un éxito, a destacar la Coca Crujiente de pastrami de solomillo de Teruel (la textura de la base se conjuga con la suavidad del pastrami, sabores equilibrados y visualmente ilusionante) y su ya reconocida “mano” con la patelilla de ternaso.

El precio: pues pagamos 55 euros para dos personas, con tres centros, dos principales individuales, vino, agua, y dos postres. Así que probamos un total de 7 platos, cantidad abrumadora, osea muy muy bien.

Además múltiples opciones para seleccionar como puede verse en el menú del restaurante La Parrilla de Albarracín., teléfono de reservas del restaurante: 976158100

Recomendación: reservar con tiempo, intentamos ir el sábado y estaba completo, fuimos el domingo.

Comer en terraza en zaragoza, restaurantes

 Comer en terraza en zaragoza, restaurantes

 Comer en terraza en zaragoza, restaurantes

 Comer en terraza en zaragoza, restaurantes

 Comer en terraza en zaragoza, restaurantes

Comer en terraza en zaragoza, restaurantes

Comer en terraza en zaragoza, restaurantes